text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo conseguir tu primer trabajo

      
Foto: Universia
Foto: Universia

Uno de los momentos que más anhelan los estudiantes universitarios es la graduación. Luego de años de estudio y sacrificio, obtener el diploma genera orgullo y una sensación de satisfacción sin igual. No obstante, una vez terminado el momento de euforia llega la hora de enfrentar una nueva realidad: afrontar el mundo real y conseguir tu primer empleo. Según datos publicados en el portal Mi Futuro, en Chile un recién egresado tarda entre 6 y 8 meses en encontrar trabajo, llegando incluso a un año. Para acortar estos tiempos es necesario tomar medidas inmediatas para posicionarse como un candidato atractivo para las empresas. A continuación, te presentamos algunos tips para lograrlo.

 

Lee también

» ¿Qué cualidades buscan las empresas en un recién graduado?
» 7 claves para sobrevivir a tu primer trabajo
» Encontrar trabajo, una misión que puede tardar unos meses 


1. Trabaja en tu currículum. Lo primero que debes hacer al afrontar el competitivo mundo laboral de hoy es elaborar un buen currículum, cuidando el contenido y las formas. Existen diversos tipos de currículum, los más frecuentes son los cronológicos, que se organizan atendiendo al aspecto temporal, de las experiencias más recientes a las más antiguas. Dado que al ser un recién egresado no cuentas con una larga trayectoria que te permita elaborar el documento en bloque de habilidades, lo más recomendable es que te ampares en este modelo.


2. Maneja con altura tu falta de experiencia. Siguiendo en línea con el punto anterior, es importante que transformes tu falta de experiencia en algo positivo y no en una falencia. Si has realizado algún tipo de pasantía o práctica profesional en la universidad, describe cómo esta experiencia te ha enriquecido y todo lo que has aprendido gracias a ella.


3. Envía el máximo posible de solicitudes. Recuerda que eres un principiante, y como tal, no debes cerrarte a ninguna posibilidad. Envía el máximo posible de solicitudes de trabajo en el rango de empresas dedicadas a tu área de especialidad.


4. Consigue buenas referencias. En un mundo que se mueve mayoritariamente a través de contactos, es importante que cuentes con buenas referencias. Tu futuro empleador querrá saber en boca de otro qué tan capacitado estás para ocupar un determinado puesto.


5. Utiliza sabiamente las redes sociales. Como buen representante de la Generación Y, seguramente sientas fascinación por compartir estados en Facebook, enterarte de las últimas novedades en Twitter y difundir tus fotos en Instagram. Todo esto está muy bien, siempre y cuando te cuides bien de no publicar cosas que puedan perjudicar tu reputación profesional. Una buena recomendación es configurar tus perfiles con controles restrictivos de privacidad.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.