text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Por qué necesitas adquirir competencias específicas

      
Por qué necesitas adquirir competencias específicas
Por qué necesitas adquirir competencias específicas  |  Fuente: istock

Hoy en día, no hay que olvidar que el mundo laboral se está especializando mucho. Son bastantes los expertos que buscan perfiles muy específicos para puestos concretos.

La educación superior se adapta relativamente a este escenario. Por ello, trata de preparar a los alumnos lo mejor posible para que se puedan adaptar a las exigencias actuales del mercado.

No obstante, tú tendrás que poner de tu parte para ir adquiriendo estas competencias específicas tan necesarias, pues son muy valiosas y confieren a tu perfil un nivel competitivo elevado.

Qué son las competencias

Entendemos por competencias el conjunto de procedimientos, actitudes y conocimientos que, en combinación, una vez coordinados e integrados, facilitan el ejercicio de un individuo en su puesto de trabajo. Esto es lo que lo convierte en un profesional.

Qué son las competencias específicas

Dicho esto, entendemos por competencias específicas aquellas que están relacionadas con la disposición de la persona para la actuación en un entorno laboral muy concreto, es decir, en el puesto de trabajo donde lleva a cabo su desarrollo profesional. 

La universidad está empezando a superar su papel de mera transmisora de conocimientos para ascender un peldaño en la empleabilidad de los alumnos. Así pues, dichos conocimientos, que en el futuro serán puestos en práctica, deben incorporar la adquisición de competencias específicas en el estudiante, de forma que, convertido en egresado, tenga un mayor y mejor acceso al mercado laboral, de forma que se convierta en un activo competente con un currículum superior para que llame la atención y destaque a ojos de los empleadores.

Desde los años 70, cuando el mundo comenzó a abrir sus fronteras al libre mercado, la globalización ha sido imparable. La movilidad y la competitividad han crecido, sobre todo, en lo que respecta a ciertos sectores.

Y así, dado el mundo competido y competitivo en el que los individuos han de destacar, han ido cobrando importancia estudios como el análisis de la valía de un empleado, su capacidad de adaptación al puesto, etc.

Las exigencias del mercado laboral son cada vez mayores. Por eso, a las que se conocen como competencias o habilidades blandas tales como el aprovechamiento del tiempo o la capacidad de resolver problemas de forma creativa, se suman otras más específicas centradas en su puesto concreto, donde se busca a una persona que sea capaz de darlo todo, optimizando su productividad y motivación, para lo que son necesarias las ya citadas competencias específicas.

En resumen

Así pues, las competencias específicas se han convertido en clave para demostrar que un individuo se adapta a la exigencia del mercado en el puesto en que se requiere de su valía y fuerza de trabajo.

Este profesional será capaz de actuar, pensar y, en definitiva, adaptarse a su puesto específico en combinación con diversos elementos de valor, como su capacidad individual, su habilidad social y su asociación a los factores corporativos, valor de la marca y filosofía de la empresa en que trabaja.

El profesional desarrollará su labor de forma eficiente, con capacidad creativa para encontrar soluciones novedosas, sabiendo resolver conflictos y adaptando sus conocimientos y habilidades a su empleo en particular, según las exigencias que de él se generen.

Ejemplos

Podemos poner un ejemplo muy concreto. Imaginemos la figura de un docente. Sin duda, necesitará habilidades blandas para resolver problemas, aprovechar el tiempo, etc. Además, tendrá una amplia formación en técnicas pedagógicas, métodos de enseñanza, psicología de la personalidad, evolución de la educación, etc.

Ahora bien, ¿qué pasa con las competencias específicas? Para ser un gran docente, además de las habilidades blandas y la formación, ha de disponer de competencias tales como capacidad comunicativa para hacer llegar sus mensajes y transmitir la información, posibilidades de socializar para entablar relaciones directas y francas con sus alumnos, compromiso con los objetivos necesarios para cumplimentar la materia que imparte, etc.

Imagina ahora este mismo ejemplo con cualquier empleo. Da igual si hablamos de un ingeniero, un científico, un arquitecto, un director de proyectos… Todos ellos necesitan de estas competencias para el correcto desarrollo y cumplimiento de su labor.

La entrevista por competencias como método de selección de candidatos

Tanto se busca hoy en día un perfil específico para cubrir vacantes de forma productiva en las empresas y organizaciones que los departamentos de selección de personal y recursos humanos acuden a la llamada entrevista por competencias para analizar candidatos y seleccionar al mejor profesional para potenciar el desarrollo de su trabajo.

Por eso se usa esta herramienta, porque permite establecer las capacidades reales de los postulantes, que demostrarán si de verdad ofrecen el perfil idóneo para cubrir el cargo específico.

En qué consiste

Básicamente, más allá de analizar la inteligencia y la experiencia de candidato, se centra en estudiar sus verdaderas actitudes, aptitudes, motivación y conducta, de forma que dará una primera imagen de la capacidad de ese individuo para desempeñarse en el puesto al que opta.

Ideada por David McClelland en 1973, este Doctor en Psicología de la Universidad de Harvard imaginó una herramienta que tomaba como base para analizar a un empleado no sus cualidades o su inteligencia, sino sus capacidades específicas.

Gracias a la entrevista por competencias, el reclutador puede indagar en aquellos aspectos del postulante que, de otra forma, no podría ver, pues son menos visibles, pero sirven para tener una idea más centrada en su conducta, es sus vinculaciones, en su bagaje personal y profesional, etc.

Estas entrevistas se estructuran en el análisis de la vida laboral, personal y académica del entrevistado, de forma que la información obtenida sirve como predictor del comportamiento que el individuo tendrá en el desempeño de su futuro trabajo.

Consideramos aclarado el porqué necesitas adquirir competencias específicas para ser un mejor y más completo profesional. Así que, según cuál sea tu campo laboral, prepárate a conciencia de forma que puedas ser el mejor experto al que puedas aspirar, así darás siempre el todo por el todo con talento y motivación.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.