text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo hacer una investigación: pasos y buscadores para alcanzar el éxito

      
Cómo hacer una investigacion: pasos y buscadores para alcanzar el éxito
Cómo hacer una investigacion: pasos y buscadores para alcanzar el éxito  |  Fuente: iStock

Todo estudiante sabrá que, entre las partes de un trabajo de investigación, la hipótesis es el componente principal, pues dará sentido a las metas alcanzadas y a todas las actividades y consultas realizadas para llegar a la conclusión final. 

Las partes de un trabajo de investigación

Para poder llevar a cabo este trabajo, es importante que sepas cómo se estructuran las partes de un trabajo de investigación. Y es que nuestro sistema educativo actual se enfoca en el desarrollo de capacidades de investigación por parte de los estudiantes. Por eso, a la hora de hacer un trabajo universitario, es necesario saber cómo llevarlo a buen puerto de la manera más correcta. 

Recuerda que, en el planteamiento de la hipótesis, desarrollarás los pasos de una investigación para explicar el porqué de ese resultado. Para ello, necesitas un sólido trabajo documental que justifique el grueso del contenido.

La hipótesis es el momento más delicado. A partir de ahí, el resto de partes que debes abordar son las siguientes: 

Citaciones iniciales, portada e índice

Empieza por la elección de las citaciones y crea un índice que refleje todo el contenido del trabajo que has realizado. Debe ser conciso, coherente y fiel a lo que el lector encontrará una vez lo lea.

En cuanto a la portada, tendrás que elegir un título y añadir el nombre del autor o grupo. Recuerda que sea comprensible y conciso, con precisión quirúrgica como resumen del contenido. 

Introducción

Comenzamos por el principio con la introducción. Aquí se ha de exponer el objetivo. Además, se añadirá el alcance y también los límites que implican la investigación. 

Empezaremos por una breve exposición, comentando lo más importante de cada capítulo. También es interesante recordar la metodología que se ha usado para llevar a cabo la investigación, a no ser que se considere que merece su propio apartado. En este último caso, se puede nombrar, pero no tendrá tanta importancia en esta parte del trabajo.

Desarrollo

Llega la parte más extensa del trabajo de investigación. El desarrollo implica el cuerpo de todo lo hecho. Tras el planteamiento de la introducción, aquí hay que explicar todo al detalle, de ahí que, para que la información al completo se exponga de forma organizada, se divide en capítulos. Resulta interesante incluso añadir apartados y sub-apartados dentro de cada capítulo.

Conclusiones

Finalmente, entre las partes de un trabajo de investigación, cobra especial importancia la sección de conclusiones. Aquí expondremos de manera ordenada, concisa y muy clara cuáles son los resultados de la investigación

En este caso, dependiendo de la naturaleza del trabajo y de la investigación, se pueden añadir los resultados positivos, los negativos y también las cuestiones pendientes. 

Referencias

Con el planteamiento, desarrollo y desenlace no acaba el trabajo. Una vez está todo expuesto, es importante crear un apartado final para que el lector pueda consultar las referencias que se han utilizado.

Es importante hacer una citación bibliográfica correcta. Para ello, se unificarán y se ajustarán a un solo criterio elegido, basándose en algún sistema de los aceptados, ya sea siguiendo las normas APA o las ISO

Elijas el sistema que elijas, recuerda que ha de tener linealidad. Es decir, todas las citas de las referencias se adaptarán a dicho sistema, tanto a lo largo de texto como en las referencias. Recuerda este punto, pues será el que evitará que realices plagio, usando como propias las citas de otros autores. 

Anexos

El último punto o parte de un trabajo de investigación ha de ser el anexo. Aquí añadiremos información complementaria que resulta necesaria para comprender por completo el contenido de la obra redactada. 

Es en esta sección del trabajo de investigación universitaria donde se incluyen entrevistas y encuestas, así como los corpus de las estadísticas que, por su extensión, no han podido ser introducidos en el desarrollo.

Pasos para hacer una investigación 

Una vez claros los puntos que tratar en la investigación, ¿cómo empezamos a trabajar en ellos? Pues bien, de manera ordenada deberás seguir una serie de pasos que te llevarán a abordar todos y cada uno de las partes que hemos mencionado anteriormente. 

Paso 1. Identificar la necesidad

¿Sobre qué tema vamos a tratar a lo largo de la investigación? Este es, sin lugar a dudas, el punto principal sobre el que tienes que trabajar. Para ello, deberás preguntarte qué quieres saber exactamente ya que esto te marcará todo el proceso de investigación. 

Paso 2. Selección del tema

Ahora toca detallar al máximo el tema que se va a investigar. Cuanto más detalle pongas en esta explicación más fácil te será después acotar la búsqueda de información. 

Paso 3. Búsqueda de documentaciones previas

Es posible que alguien ya haya estado investigando sobre el tema que quieres investigar tú. Es por ello que deberías realizar una búsqueda sobre todo tipo de documentación oficial e investigaciones que se han realizado previamente ya que estas pueden nutrir la tuya.  

Paso 4. Establecer el plan de trabajo 

Llegados a este punto hay que establecer el plan de trabajo que vas a llevar a cabo. Bien puedes hacerlo de manera más detallada, entrando a explicar cada uno de los pasos o, bien, puedes hacerlo más esquemático, es decir, haciendo que esta parte se parezca más a un índice. 

Paso 5.  Redacción del trabajo de investigación

En este punto es cuando empezamos ya con el trabajo de investigación propiamente dicho. Probablemente sea la parte en la que más tiempo deberás invertir. 

Paso 6. Elaboración de conclusiones

Una vez tengas toda la información buscada y redactada, tendrás que extraer conclusiones. Si bien es cierto que es prácticamente la fase final, es la que tiene mayor importancia ya que será la que resume qué opinas sobre tu hipótesis final. Trata que esta conclusión sea clara.

Cómo hacer una hipótesis correctamente

Tal y como acabas de ver, el tema y la hipótesis a plantear es la parte fundamental de un trabajo de investigación, por lo que es importante saber cómo plantearla correctamente. 

Para hacerlo bien, considera estos detalles para que sea correcta y arroje resultados adecuados y no erróneos: 

  • Considera con claridad el tema que abordarás en el desarrollo del trabajo de investigación. 

  • Repasa la pregunta central de la investigación antes de la formulación de la hipótesis. 

  • Ten mucho cuidado con las ambigüedades. Es importante que expongas y expreses las ideas de una forma muy clara y diáfana. 

  • Opta por el vocabulario simple para evitar posibles confusiones en el planteamiento y lectura del trabajo.

  • La hipótesis debe estar planteada con carácter afirmativo.

  • La hipótesis debería estar creada acotada a una variable o población determinada.

  • Siempre que sea posible, se tendría que asociar la hipótesis a una variable temporal, por ejemplo, en los últimos 5 años.  


Buscadores académicos para hacer investigaciones

Una vez visto cómo hacer una investigación correctamente viene una de las dudas más frecuentes: ¿Dónde tengo que buscar la información para la fase de investigación?

A la hora de elaborar una investigación o trabajo para la universidad, los estudiantes deben contar con suficientes recursos y fuentes para obtener la información necesaria para la elaboración de los contenidos. Dada la cantidad de información que circula en Internet, es difícil saber con certeza cuáles son las fuentes más confiables a la hora de seleccionar material. Por fortuna, existen buscadores académicos que pueden facilitarte la tarea de buscar contenido de calidad, elaborado por universidades, especialistas y referentes.

Una vez seleccionado el tema que se va a tratar en la investigación, es vital contar con un buen criterio a la hora de elegir las fuentes, separándolas en dos grupos: fuentes primarias: las que contienen información original y fuentes secundarias: son las que contienen información reelaborada o sintetizada.

Las fuentes secundarias son más fáciles de hallar en Internet,  solo necesitamos ingresar algunas palabras clave en Google para obtener millones de resultados, pero para encontrar las fuentes primarias debemos contar con buscadores especiales, como los buscadores académicos que sirven para hallar contenido de autores y especialistas, y son la base de cualquier investigación.

Si estás elaborando un trabajo o investigación académica y necesitas material para comprender la temática, generar un propio punto de vista y realizar un contenido crítico de calidad, te traemos algunos buscadores que te serán muy útiles.

  • Academia.edu: es en la actualidad uno de los más populares buscadores académicos, que funciona como una comunidad donde se comparte el conocimiento. Investigadores y especialistas comparten sus trabajos para que otros puedan leerlos y permite además seguir a usuarios de acuerdo a intereses.

  • Eric: funciona como una biblioteca virtual especializada, donde los investigadores pueden encontrar artículos, revistas y trabajos de especialistas de las más diversas áreas. Esta una iniciativa del Instituto de Ciencias de la Educación del Departamento de Educación de Estados Unidos.

  • Redalyc: esta es la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal que aloja como una biblioteca virtual miles de publicaciones y trabajos de literatura científica. Contiene diferentes apartados para hacer más efectiva cada búsqueda e incluso es posible crear un perfil para identificar ciertos contenidos.

  • Iseek: es una plataforma muy completa que aloja miles de recursos y materiales de universidades, entes del gobierno y diferentes organismos no comerciales. Funciona con un buscador muy preciso que puede ayudarte a encontrar contenidos y publicaciones sobre temas específicos.

  • Dialnet: es un buscador académico que funciona como biblioteca, alojando los materiales más relevantes para universitarios, investigadores y también periodistas. A través de él podrás encontrar tesis, revistas, congresos y diversos contenidos académicos de calidad, separados por temas y tipo de publicación.

  • Scielo.org. Scientific Electronic Library Online (Biblioteca Científica Electrónica en Línea) es una librería online en la que buscar revistas especializadas ya publicadas. Además, está muy especializado en temas de investigación en países de la América Latina. 

  • World Wide Science. Reúne grandes bases de datos científicas a nivel nacional e internacional. Lo mejor, la posibilidad de cambiar de idioma y la búsqueda en tiempo real. 

Ya sabes cómo hacer un trabajo de investigación universitario priorizando la hipótesis de calidad que será la que actúe como hilo conductor de todo el contenido del mismo. Ahora, es el momento de que te pongas manos a la obra. 

Y, recuerda, ante la pregunta sobre cómo hacer una hipótesis, nunca olvides que la calidad ha de estar por encima de la cantidad. Desarrolla todas las partes del trabajo de investigación con objetividad, sin necesidad de añadiduras superfluas que nada aportan a la verdadera finalidad de la obra, ya sea un ensayo, una encuesta, etc.

Deseamos que esta información te sea de ayuda fiel para tus trabajos universitarios de investigación y te permita llegar lejos en tu vida estudiantil y laboral.

15 claves para escribir un ensayo

Ebook: 15 claves para escribir un ensayo

Conoce los principales consejos para enfrentarte a un ensayo con éxito. Síguelos para elaborar un trabajo digno no solo de aprobación, sino de aplausos por parte de los docentes.

Regístrate y descubre cómo escribir un ensayo perfecto


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.