text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 tips para superar un resultado no deseado

      
Una actitud positiva siempre te ayudará a volver a intentarlo con más probabilidades de éxito
Una actitud positiva siempre te ayudará a volver a intentarlo con más probabilidades de éxito
  • Un mal resultado en una prueba puede resultar desmoralizante y poco alentador para seguir esforzándose.

  • Haz uso de estas recomendaciones para aprender de tus fracasos.

  • La autocrítica constructiva y la constancia te ayudarán a mejorar tus resultados.

Tu paso por la educación, sobre todo en la etapa universitaria, traerá momentos agridulces en los que los resultados, quizás, no se correspondan con tus expectativas.

Durante tus años de carrera, te enfrentarás a grandes retos, ya sea en forma de trabajos o de exámenes; y a veces, a pesar del esfuerzo, quizás no consigas el resultado deseado.

Si fracasas en alguna de tus pruebas, estos son algunos consejos útiles para sacar provecho de la experiencia:

1. Acepta el resultado

Si suspendes o consigues un mal resultado, eres tú el responsable y debes aceptar la calificación con madurez.

No intentes justificar una mala nota con excusas absurdas, y sobre todo, no culpes a tus profesores de esta situación.

Lo mejor que puedes hacer es aceptar tu nota y empezar a buscar la manera de que no se repita.

2. Acude a revisión

Ya sea el resultado de un examen o de un proyecto, acude a hablar con tu profesor y pide que reviséis juntos tu trabajo.

Conoce cuáles son todos tus errores e infórmate de si has cumplido los requisitos esenciales para superar la materia.

3. Revisa tu material y contrasta información

Con toda la información sobre tus errores, es hora de revisar el material que has empleado para preparar tu trabajo.

Revisa tus apuntes y comprueba si están completos y son correctos.

Contrasta tu material con el de otros compañeros y averigua las carencias de tus documentos de estudio.

En el caso de que se trate de una presentación: relee tu trabajo, las pautas que debías seguir y las fuentes de donde has obtenido la información.

4. Pide orientación y resuelve tus dudas

Una vez realizado tu trabajo de autoanálisis, acude de nuevo a tu profesor y pídele ayuda.

Si los malos resultados han sido fruto de que has comprendido mal la materia: dedica tiempo a resolver dudas y a aclarar los conocimientos.

Si el suspenso se debe a que no has cumplido los objetivos marcados: pide orientación para mejorar tus presentaciones, redacción o forma de trabajar.

5. Trabaja en nuevos métodos y enfoques

Ahora toca poner en práctica todas las indicaciones que los docentes te han proporcionado.

Para el próximo examen, prueba con nuevas formas de estudio:

  • Prepara el material con más antelación.
  • Dedícale más tiempo a tu estudio.
  • Estudia en grupo para compartir dudas y afianzar conceptos.
  • Consulta bibliografía complementaria para asegurar que entiendes bien las ideas

6. Mantén una postura crítica, pero positiva

Es difícil no desmoralizarse ante resultados no deseados, pero no te dejes arrastrar por ese sentimiento de fracaso.

Sé consciente de tus errores y crítico con tu forma de trabajar. Ahora es el mejor momento para intentarlo de nuevo y mantener una buena actitud ante los nuevos retos.

7. No te rindas

Quizás vuelvas a obtener malos resultados y, es más que seguro, que te vuelvas a enfrentar a situaciones de fracaso en tu carrera universitaria y profesional.

Sobre todo, no tires la toalla, ni dejes de intentarlo. Quizás no lo consigas o te cueste más de lo que pensabas conseguirlo, pero siempre podrás estar satisfecho del esfuerzo invertido.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.