text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Qué estudiar si quiero ser detective privado

      
Las competencias de un detective son claves para desarrollar una profesión tan delicada y crucial para empresas y bufetes
Las competencias de un detective son claves para desarrollar una profesión tan delicada y crucial para empresas y bufetes  |  Fuente: Universia
  • Ser detective es una profesión donde se deben de poseer altas capacidades para la investigación, seguimiento y obtención de pruebas.
  • Te contamos un poco más sobre esta profesión y sus ámbitos de trabajo.
  • La psicología y el derecho son las dos áreas claves para ser un detective profesional.

Sherlock Holmes, Hércules Poirot y Auguste Dupin, son sólo algunos de los personajes literarios que han convertido a la figura del detective privado en algo mítico. Los podemos imaginar claramente con su gabardina y sus gafas oscuras, escondidos tras una esquina o utilizando binoculares para no perder detalle del movimiento de sus víctimas de espionaje.

Sin embargo, la rutina de los detectives privados en la “vida real” puede ser muy diferente a esto. ¿Sientes curiosidad por saber qué hacen? ¿Te gustaría ejercer este intrigante oficio en el futuro?En esta nota te contamos todo lo que debes saber para convertirte en detective privado.

Accede a los mejores posgrados para desarrollar la profesión de detective

Infórmate aquí


¿Qué significa ser detective privado? 

Aunque lo primero que se nos venga a la cabeza cuando pensamos en la labor de un detective sea descubrir una infidelidad o algún escándalo familiar, el personal no es el único ámbito en el que se manejan estos profesionales.

De hecho, también pueden trabajar en el ámbito económico, industrial, laboral, empresarial o en cualquier otro que requiera una investigación reservada y formal.

Sin importar cuál sea la tarea asignada, entre sus funciones principales se destacan: recabar información del cliente, contrarrestar y verificar datos, documentos y firmas, realizar seguimientos y vigilancias, obtener pruebas fidedignas sobre determinados hechos o conductas y elaborar un informe final.

En el ámbito laboral, por ejemplo, los detectives pueden investigar casos de ausentismo, comprobación de currículums, despidos, intrusismo profesional, trabajo clandestino, quebranto de secreto profesional, etc.

Las labores en la esfera personal son un poco más conocidas: hacer informes prematrimoniales, ludopatías, reclamación de custodia de hijos, fugas domiciliarias de menores, abandono de familia, infidelidades de pareja, etc.

Pero, ¡cuidado! Cualquier tipo de investigación que lleve a cabo un detective debe realizarse dentro de los márgenes de la ley, y si llegan a su conocimiento delitos de oficio, deberá realizar la denuncia correspondiente ante las autoridades.


¿Qué puedo estudiar en Chile para convertirme en detective privado?

Como ya adelantamos, tener un vasto conocimiento de las leyes es fundamental, dado que en el ejercicio de su profesión un detective no debe incurrir en ningún delito. 

Por otra parte, también es sumamente útil manejar conceptos básicos de psicología y comportamiento individual y colectivo. 

Asimismo, en una sociedad dominada por las nuevas tecnologías, gran parte de las investigaciones se llevan a cabo en el mundo virtual, por lo que todo buen detective debe conocer algo sobre informática y desarrollo de software.

Todo esto sin olvidar el manejo de dispositivos como cámaras fotográficas y de video, etc. 

En tu camino a convertirte en un detective privado de ley, existen diversas opciones formativas que puedes tomar en Chile. A continuación te dejamos una selección de algunas de ellas, disponibles en el Portal de Estudios de Universia:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.