text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Gratuidad en la educación, ¿qué implicaría para los estudiantes?

      
Fuente: Shutterstock

La gratuidad en el acceso a la educación superior de 264.000 estudiantes vulnerables para 2016, compromiso asumido por la presidenta Michelle Bachelet, también implicará obligaciones para planteles y estudiantes, advirtieron autoridades de la educación superior. Las universidades implicadas en esta primera etapa, es decir, las que integran el Consejo de Rectores (Cruch) y los CFT e IP sin fines de lucro, ya mostraron su voluntad de cumplir con las exigencias del Ministerio de Educación (Mineduc), por lo que se comprometieron a mantener los aranceles y no ampliar excesivamente la matrícula para el año próximo.

 

Lee también
» Cruch se muestra dispuesto a mantener los aranceles el año próximo
» Bachelet promete gratuidad en 2016 para 264 mil estudiantes vulnerables
» 29% de los estudiantes chilenos recibe becas estatales 


Pero, ¿qué sucede en el caso de los estudiantes? Si bien aún no ha habido un anuncio oficial, fuentes del Mineduc revelaron a la prensa que los universitarios también deberán cumplir con determinadas condiciones para poder acceder a este beneficio sin precedentes. 


De hecho, se está evaluando establecer un límite de cursos que cada alumno beneficiado con el nuevo régimen podrá reprobar y que se puedan cambiar sólo una vez de carrera. Además, la gratuidad sólo se otorgará por la duración formal de la carrera más un año de gracia.


En declaraciones a los medios, el vicepresidente del Cruch, Álvaro Valle, se mostró a favor de estas medidas y explicó que la gratuidad también debe conllevar obligaciones y deberes para los estudiantes, dado que la sociedad chilena estará poniendo a su disposición recursos que también podrían utilizarse para atender otras necesidades.


Sin embargo, las agrupaciones estudiantiles no comparten esta opinión, y siguen movilizándose en las principales ciudades del país alegando que la reforma planteada por el gobierno es “insuficiente”.


Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile (FECH), aseguró que el plazo que propone el Ejecutivo para otorgar la gratuidad es “arbitrario y poco realista”, dado que está demostrado que el promedio de años que los estudiantes tardan en egresar es mucho mayor.


Además, la dirigente señaló que, al imponer requisitos a la gratuidad, lo que debería ser un derecho natural como el acceso a la educación, pasaría a funcionar más como un programa de becas semejante a los que se ofrecen hasta hoy.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.