• ¿Quién eres?

Noticias

3 razones por las que la presión ayuda a asimilar conceptos

      
Estar pendientes del reloj es una forma de eliminar distracciones al estudiar y trabajar
Estar pendientes del reloj es una forma de eliminar distracciones al estudiar y trabajar  |  Fuente: Shutterstock
  • La capacidad para trabajar bajo presión es una habilidad cada vez más demandada por los empleadores.
  • Los estudiantes pueden emplear esta capacidad para estudiar mejor.
  • Cierto grado de presión puede ser positivo, aunque en exceso puede generar estrés.

Así como existen algunas personas que al tomar conocimiento de una tarea pendiente organizan su tiempo para realizarla en tiempo y forma; existen otras que optan por procrastinar y dejar todo para último momento. Esa sensación de trabajar contra el tiempo, de esperar por las ideas hasta el último minuto y trabajar constantemente mirando el reloj resulta en ciertos casos revitalizante.

Esta actitud depende de cada persona y sus preferencias. Para algunos puede ser considerada como negativa, pero lo cierto es que la capacidad para trabajar bajo presión resulta cada vez más demandada por los empleadores. De hecho, algunos estudios indican que esta puede ser positiva.

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido), titulado como "Stress, epigenetic control of gene expression and memory formation" que fuera publicado en la revista Science Direct, estudiar bajo presión mejora la capacidad para memorizar conceptos. De acuerdo a estos investigadores, hormonas como el cortisol y la adrenalina que aparecen en situaciones de estrés impactan de forma directa en las células neuronales mejorando su capacidad de aprendizaje.

¿No te lo crees? Te contamos las 3 razones por las que estudiar bajo presión puede ayudarte a alcanzar una mejor asimilación de conceptos, de acuerdo a la investigación de estos científicos:

El proceso de aprendizaje es diferente en cada estudiante, pero lo cierto es que las reacciones biológicas típicas que posee el cuerpo ante ciertas situaciones determinan que, incluso aunque no resulte agradable en un primer momento, la presión sea positiva para estudiar.

Esto no quiere decir que debas dejar todo para último momento y renunciar a tus planificaciones. Simplemente, quiere decir que si te acontece incluso sin planearlo, tener que estudiar con presión no será tan negativo como quizá imaginas antes de intentarlo.

El estrés en grandes cantidades puede ser negativo para la salud emocional y física, por ello, emplear el método de dejar todo para último momento no resulta recomendable como una rutina, sino únicamente en casos puntuales y distantes en el tiempo. Asimismo, no pienses que por tener una agenda muy cargada con exámenes y trabajos eso perjudicará tu salud mental, tómalo con calma y concéntrate en cumplir tus objetivos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.