text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Puede ser mala persona un buen profesional? La psicología nos dice que no

      
El éxito profesional requiere más que una carrera universitaria
El éxito profesional requiere más que una carrera universitaria  |  Fuente: Shutterstock
  • Cursar estudios de nivel superior es uno de los requisitos para convertirse en un profesional de éxito, pero no el único.
  • Estudiantes que aspiren a triunfar con su profesión deben conocer lo que necesitan para lograrlo.
  • El “padre” de las inteligencias múltiples, Howard Gardner, afirma que es necesario ser buena persona para ser buen profesional.

¿Qué es un buen profesional? ¿Cómo se define? ¿Qué hace a una persona buena en su profesión? ¿Alcanzar el éxito? ¿Desempeñarse de forma honesta y atendiendo a valores humanos considerados como positivos? ¿Alguien que logra cumplir todas sus metas como profesional? ¿Una persona que usa sus conocimientos y carrera para ayudar a los demás?

En el ámbito académico y laboral, es frecuente encontrarse con esta expresión. De una forma u otra, todos los estudiantes desean convertirse en buenos profesionales... ¿Qué implica esto? Cada estudiante podrá definir, de acuerdo a sus valores y cualidades, lo que considere necesario para ser un buen profesional.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Sin embargo, desde la Psicología se aporta una mirada que aclara este dilema.

Howard Gardner, considerado como el padre de las inteligencias múltiples gracias a plantear dicha teoría y cambiar así la forma de comprender la educación, señala que para ser un buen profesional es necesario ser buena persona. Es decir, que además de contar con formación académica y conocimientos teóricos, se requieren de cualidades personales particulares para tener éxito en el campo profesional.

¿A qué se debe esta distinción? De acuerdo a Gardner, las malas personas pueden tener la técnica y los conocimientos necesarios para convertirse en buenos profesionales, pero carecerán de emociones y sentimientos positivos que los acerquen a dicho logro.

En cambio, las "buenas personas" logran manifestar emociones positivas, y se comprometen de mejor forma con su trabajo y actúan de manera ética. Ambas cualidades determinan, en el corto o largo plazo, el éxito profesional.

Por lo tanto, en el camino hacia la búsqueda de la excelencia profesional debe promoverse la excelencia a nivel personal. En este aspecto, resulta de especial importancia la formación en valores que pueden ofrecer las universidades, las cuales no solo transmiten conocimientos teóricos sobre carreras sino también enseñan sobre ética, honestidad y compromiso.

En el siguiente vídeo que recoge su conferencia titulada "repensando las claves del éxito" brindada en el evento TEDxBeaconStreet de 2015, Howard Gardner explica en profundidad esta idea:

¿Te consideras una buena persona? Si es así, tienes lo que se necesita para convertirte en un buen profesional. Si tu respuesta es negativa, no solo necesitarás cursar una carrera para alcanzar el éxito profesional sino cuestionarte tu sentido de la honestidad y la ética, y trabajar para comprometerte en profundidad con tu carrera.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.