text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Vacaciones de invierno: ¿qué debe tener el botiquín del viajero?

      
Hay elementos que son indispensables para <strong>emprender un viaje seguro</strong> durante las vacaciones, pero también es necesario tomar ciertos resguardos para prevenir eventuales accidentes o enfermedades. El<strong> botiquín de primeros auxilios</strong> es una herramienta útil, pero se tiene que manejar con cuidado ya sea en el hogar o en un automóvil.<br/><div class=help-message><h4>¿Te interesa estudiar Enfermería?</h4><a href=https://www.universia.cl/estudios/enfermeria/dp/713 class=enlaces_med_leads_formacion button01 id=ESTUDIOS>Me interesa</a></div><br/>Ingrid Toro, enfermera y académica de la Facultad de Enfermería de la <a href=https://www.universia.cl/universidades/universidad-san-sebastian/in/28189 title=Universidad San Sebastián target=_blank>Universidad San Sebastián</a> dice que lo primero que hay que considerar es que el botiquín “este hecho de un <strong>material resistente como plástico o metal</strong> no corrosivo, para que no se rompa y se puede limpiar. Además que sea hermético, para que los elementos que están en su interior no se vean afectados por la humedad, porque dejarían de estar limpios y perderían la condición de esterilidad”.<br/><br/>Otro aspecto relevante es que<strong> tenga un tamaño adecuado</strong> señala la profesional, pensando en que “si es como una caja de zapatos es suficiente para llevar todo lo necesario en materia de primeros auxilios”.<br/><br/>Además precisa que el botiquín debe ser de un <strong>material transparente</strong> para identificar fácilmente lo que hay en su interior, “pensando en que hay situaciones inesperadas o accidentes que hace que las personas se pongan nerviosas y no reaccionen oportunamente al buscar los elementos que necesitan”.<br/><br/>Sin embargo, la enfermera enfatiza que el botiquín debe ser <strong>de fácil acceso para los adultos</strong>, pero no estar al alcance de los niños. Tampoco debería haber medicamentos en un botiquín, porque cualquier fármaco tiene ser recetado por un médico.<br/><br/>“Si dentro del grupo familiar y de las personas que van a viajar hay personas que toman medicamentos o son enfermos crónicos, es mejor que guarden los fármacos en otro lugar, porque son productos de uso personal que fueron recetados por un médico”, afirma Toro.<br/><br/><em><strong>El botiquín por dentro<br/></strong></em><br/><span>Ingrid Toro sintetiza que lo esencial en un botiquín viajero<strong> es el </strong></span><strong>alcohol gel para higienizarse las manos</strong>, tijeras para cortar gasas o apósitos, vendas normales y elásticas y guantes. Estos últimos no tienen que ser de látex, porque algunas personas pueden presentar un cuadro de alergia cutánea.<br/><br/>Además señala que se debe incorporar alcohol de 70 grados “para desinfección de superficies y de la piel pero sólo como medida de limpieza y nunca aplicar en heridas, ya que estás sólo deben lavarse con agua y jabón y permanecer secas”. <br/><br/>Finalmente menciona el <strong>uso de un termómetro digital</strong> para detectar algún cuadro febril y llevar al niño o adulto a un centro asistencial.<br/><br/>La enfermera recalca que analgésicos, antiinflamatorios, antiácidos o antiespasmódicos o gotitas para dolores estomacales <strong>no se deben llevar en el botiquín y hay que evitar la automedicación,</strong> porque se pueden producir efectos adversos, al ingerir más o menos dosis de las recomendadas por un médico con un diagnóstico previo de alguna enfermedad.<br/><br/>Asimismo, otros elementos que compran para los viajes en vacaciones como los <strong>repelentes de insectos y protectores solares</strong> tienen que ser guardados en otro lugar que no sea el botiquín familiar.
Fuente: Shutterstock
Hay elementos que son indispensables para emprender un viaje seguro durante las vacaciones, pero también es necesario tomar ciertos resguardos para prevenir eventuales accidentes o enfermedades. El botiquín de primeros auxilios es una herramienta útil, pero se tiene que manejar con cuidado ya sea en el hogar o en un automóvil.

¿Te interesa estudiar Enfermería?

Me interesa

Ingrid Toro, enfermera y académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad San Sebastián dice que lo primero que hay que considerar es que el botiquín “este hecho de un material resistente como plástico o metal no corrosivo, para que no se rompa y se puede limpiar. Además que sea hermético, para que los elementos que están en su interior no se vean afectados por la humedad, porque dejarían de estar limpios y perderían la condición de esterilidad”.

Otro aspecto relevante es que tenga un tamaño adecuado señala la profesional, pensando en que “si es como una caja de zapatos es suficiente para llevar todo lo necesario en materia de primeros auxilios”.

Además precisa que el botiquín debe ser de un material transparente para identificar fácilmente lo que hay en su interior, “pensando en que hay situaciones inesperadas o accidentes que hace que las personas se pongan nerviosas y no reaccionen oportunamente al buscar los elementos que necesitan”.

Sin embargo, la enfermera enfatiza que el botiquín debe ser de fácil acceso para los adultos, pero no estar al alcance de los niños. Tampoco debería haber medicamentos en un botiquín, porque cualquier fármaco tiene ser recetado por un médico.

“Si dentro del grupo familiar y de las personas que van a viajar hay personas que toman medicamentos o son enfermos crónicos, es mejor que guarden los fármacos en otro lugar, porque son productos de uso personal que fueron recetados por un médico”, afirma Toro.

El botiquín por dentro

Ingrid Toro sintetiza que lo esencial en un botiquín viajero es el alcohol gel para higienizarse las manos, tijeras para cortar gasas o apósitos, vendas normales y elásticas y guantes. Estos últimos no tienen que ser de látex, porque algunas personas pueden presentar un cuadro de alergia cutánea.

Además señala que se debe incorporar alcohol de 70 grados “para desinfección de superficies y de la piel pero sólo como medida de limpieza y nunca aplicar en heridas, ya que estás sólo deben lavarse con agua y jabón y permanecer secas”.

Finalmente menciona el uso de un termómetro digital para detectar algún cuadro febril y llevar al niño o adulto a un centro asistencial.

La enfermera recalca que analgésicos, antiinflamatorios, antiácidos o antiespasmódicos o gotitas para dolores estomacales no se deben llevar en el botiquín y hay que evitar la automedicación, porque se pueden producir efectos adversos, al ingerir más o menos dosis de las recomendadas por un médico con un diagnóstico previo de alguna enfermedad.

Asimismo, otros elementos que compran para los viajes en vacaciones como los repelentes de insectos y protectores solares tienen que ser guardados en otro lugar que no sea el botiquín familiar.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.