text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Alimentación en invierno y protección de las enfermedades estacionales

      
Sigue una alimentación saludable este invierno
Sigue una alimentación saludable este invierno  |  Fuente: Shutterstock
Por estos días, cuando ya se han dejado sentir bajas temperaturas e incluso la lluvia se hizo presente en la zona, lamentablemente comienzan a aparecer enfermedades estacionales como los resfríos, los estados gripales, tos y otras afecciones respiratorias.

¿Te interesa estudiar Nutrición?

Me interesa

Por ello, resulta importante tomar medidas que ayuden a prevenir los ataques de bacterias y virus oportunistas, o al menos a aliviar sus síntomas cuando ya se presentaron.

Una de estas medidas es seguir una alimentación saludable, ingiriendo alimentos que aporten nutrientes que ayuden a reforzar el sistema inmune y mejorar las defensas del organismo.

De acuerdo con la nutricionista y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica el Norte (UCN), Paula Cavieres, en los alimentos se pueden encontrar compuestos que ejercen importantes funciones dentro del cuerpo, como por ejemplo aquellos que están presentes en las cebollas, ajos y berros, entre otros. “Cuando este compuesto, llamado compuesto azufrado, llega a las vías respiratorias, actúa sobre la congestión nasal con un efecto mucolítico, facilitando la eliminación de la mucosidad”, señaló la especialista.

La profesional destacó también la importancia de consumir ácidos omega 3 ya que, entre otras funciones, “tienen un efecto antiinflamatorio en las mucosas de las vías respiratorias, y lo podemos encontrar en alimentos de origen marino, principalmente en pescados azules, y también en algunos frutos secos como las nueces y semillas”.

Por otro lado, el zinc presente en una variedad de alimentos de origen animal y vegetal, como carnes y en menor medida huevos, lácteos, nueces, semillas, legumbres y cereales sin refinar, contribuye a reducir la susceptibilidad a las infecciones agudas de las vías respiratorias, mediante la regulación de diversas funciones inmunitarias, protegiendo la salud y la integridad de las células respiratorias en caso de inflamación o lesión pulmonar.

VITAMINA D

Igualmente, la vitamina D ha evidenciado su asociación con la protección contra resfríos, gripes y otras afecciones respiratorias, al aumentar los niveles de péptidos antibióticos en los pulmones. Esta, se deriva de la síntesis epidérmica producto de la radiación UBV solar -exposición moderada al sol- y de fuentes alimentarias como pescados, huevos y lácteos, precisó Paula Cavieres.

Además, la nutricionista enfatizó en el consumo diario de frutas y verduras frescas, las que proporcionan al organismo sustancias antioxidantes que ejercen un efecto beneficioso sobre la actividad pulmonar.

“Es necesario recordar también la importancia del adecuado consumo de líquidos, ya que en estados gripales conviene aumentar la ingesta de estos, con el fin de hacer más fluidas las secreciones nasales y facilitar su eliminación”, finalizó.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.