text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 características que distinguen a las personas emocionalmente inteligentes

      
La empatía es una característica fundamental de la inteligencia emocional
La empatía es una característica fundamental de la inteligencia emocional  |  Fuente: Shutterstock
En su definición más aceptada, la inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos. En un mundo en el que las llamadas habilidades blandas son cada vez más valoradas, desarrollar esta cualidad es fundamental para alcanzar el éxito tanto en el plano personal como laboral.

¿Te interesa estudiar Psicología?

Me interesa

¿Eres una persona emocionalmente inteligente? ¿Hay forma de descubrirlo? Para ayudarte a evaluarlo, te presentamos las 5 características que distinguen a las personas emocionalmente inteligentes:

Se ponen en el lugar de los demás

Probablemente, la empatía sea la características que más destaca en las personas emocionalmente inteligentes. Se trata, nada más ni nada menos, de la capacidad de ponerse en el lugar de los demás, de sus vivencias, sus emociones y cómo los problemas los afectan para bien o para mal.

No juzgan

Siguiendo en la misma línea, ponerse en el lugar de los demás también significa ser conscientes de que cada individuo es un mundo, y por ende, no tenemos idea de las luchas que cada uno ha tenido que librar. No juzgar el libro por su tapa es absolutamente esencial.

No intentan agradar

Las personas emocionalmente inteligentes son conscientes de que les agradarán a unas personas y a otras no, y eso está bien. No se puede ir por la vida intentando complacer a todo el mundo. Las críticas son parte natural de nuestra vida en sociedad y no hay que perder mucho el tiempo en ellas cuando son malintecionadas.

Forjan su propio camino

Nuestro paso por este mundo es fugaz, por tanto, si pasas tus días intentando vivir las vidas de otros o colmando expectativas ajenas, nunca te sentirás realmente pleno ni feliz.

Son observadoras y saben escuchar

Vivimos en un mundo bombardeado por la información y el ruido. Tener la capacidad de detenerse, observar y analizar los fenómenos con espíritu crítico se ha convertido en una cualidad sumamente rara. Olvídate de hablar todo el tiempo y aprende a escuchar a los demás.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.