text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La resiliencia: una cualidad que te ayudará a diferenciarte

      
La resiliencia: una cualidad que te ayudará a diferenciarte
La resiliencia: una cualidad que te ayudará a diferenciarte  |  Fuente: iStock

La importancia de la resiliencia para afrontar problemas

La resiliencia es un término ampliamente valorado en el campo de la psicología. Sus expertos la consideran como la capacidad que tenemos para reponernos y reactualizarnos, tras un tránsito difícil en nuestro camino y salir de él fortalecidos. Por tanto, exige una adaptación, un auto convencimiento que lleva a superar nuestros límites. 

Aunque puede ser una cualidad de muchos, también puede ser desarrollada si conocemos qué tipo de actitud afrontar para ello y qué aspectos destacar a nivel interno. Un proceso que implica un cambio, reestructurar nuestro propio enfoque y tratar de obtener el máximo potencial de esa supuesta adversidad. Puede tratarse de una ruptura de pareja, una enfermedad, la pérdida de un ser querido, pero también de afrontar una situación especialmente complicada en el trabajo.

Tal vez, con el concepto de la resilencia te venga a la mente la capacidad que muchos hemos desarrollado en tiempos de coronavirus, una situación que no esperábamos, que ha alterado todo nuestro entorno a nivel mundial y con la que muchos hemos aprendido a sobreponernos, recuperarnos del “impacto” y adquirir nuevas lecciones de valor.

Pues bien, está demostrado que quienes han logrado desarrollar la resilencia tienen mejor salud mental y calidad de vida. Muchos incluso aseguran que este rasgo es la clave para alcanzar el éxito en todos los ámbitos.

¿Qué hay concretamente del ámbito de trabajo? Los expertos en recursos humanos están adoptando este concepto desde hace ya algunos años, principalmente considerando que vivimos en un mundo altamente competitivo, en constante cambio y en el que las presiones suelen estar a la orden del día.

10 señales que demuestran que eres resiliente

¿Cómo saber si eres resiliente? Los profesionales considerados como resilientes comparten determinadas características. Aquí te dejamos algunas de ellas:

Tomar responsabilidad por tus acciones

Las personas resilientes no culpan a otros ni atribuyen sus problemas a fatalidades. Saben tomar responsabilidad por sus acciones, incluso cuando se trata de graves equivocaciones.

No quejarse constantemente

Cuánto más tiempo pierdes quejándote, más tiempo tardarás en hallar soluciones a los problemas que se presenten en el camino. Las profesionales resilientes se caracterizan por ser optimistas, por mirar el lado positivo de las cosas, lo que es fundamental en todos los aspectos de la vida, y el ámbito profesional no es una excepción a la regla. Mantente optimista a pesar de los obstáculos y olvídate de las quejas.

Te conoces a ti mismo

Para enfrentar y superar cualquier situación difícil es fundamental que te conozcas y confíes en ti mismo. Cultivar la paz interior y una buena autoestima resulta esencial.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es una de las cualidades más demandadas en el mundo profesional de hoy en día. En resumidas cuentas, la inteligencia emocional se define como la capacidad para manejar y comprender las emociones propias y ajenas y saber reaccionar a ellas adecuadamente.

Aceptas tus limitaciones

Así como tienes increíbles virtudes, probablemente tengas marcados defectos. Todos los tenemos y no significa para nada una debilidad. Lo importante es saber reconocerlos y aceptarlos. Ello también te convierte en una persona resiliente.

Empatía

Vinculada con la inteligencia emocional, la empatía alude a la capacidad de un individuo para comprender las situaciones y emociones que está viviendo otro, sin tener que haberlas experimentado en carne propia. En otras palabras, se trata de saber ponerse en los zapatos de otro.

No te compares con los demás

Todos libramos nuestras batallas personales y tenemos nuestras propias definiciones de éxito. Compararse constantemente con los demás es una receta al fracaso.

Tienes sentido del humor

Tener sentido del humor, incluso en las situaciones que pueden parecer bastante trágicas, es una virtud. Y esto no quiere decir que no seas serio para tu trabajo. Se trata de poder reírse de uno mismo y no tomarse los problemas inesperados tan a la tremenda. Respira, que todo tiene solución. No olvides que la risa es la mejor medicina.

No te da miedo pedir ayuda

Todos tenemos un círculo de confianza al que podemos acudir para pedir consejos y ayuda. Es importante dejar el orgullo de lado al momento de hacerlo. Este paso te ayudará a la hora de abarcar un proceso de aceptación y transformación positiva propio de la resiliencia.

Flexibilidad

Sabes que no todo puede planearse: vivimos en un mundo en constante transformación que nos pone en el camino cambios constantes e inesperados. Los imprevistos son una parte integral en nuestras vidas. Tenemos que aprender a planificar, pero también estar preparados a que esos planes vuelen por los aires, las circunstancias cambien radicalmente y debamos ajustarnos. Por ende, la flexibilidad viene de la capacidad de adaptación al cambio

¿Ya lo has comprendido? La resilencia procede de una gran fuerza de voluntad para tener la capacidad de afrontar nuevas oportunidades y, de este modo, sobrellevar  una crisis que, en el ámbito laboral, puede significar salvar a una empresa del fracaso. Tan solo hay que ser constante en los propósitos asumidos, ser perseverantes y tratar de interiorizar todas las características que te hemos comentado. Todo lo demás vendrá, tarde o temprano.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.