text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 consejos para superar el desafío de mudarte solo por primera vez

      
Vivir solo implica asumir una gran responsabilidad
Vivir solo implica asumir una gran responsabilidad  |  Fuente: Universia

A menos de dos meses de que comiencen las clases, muchos jóvenes ya se han puesto a planificar su nueva vida como universitarios. Esto incluye, en muchos casos, tener que mudarse de la casa de los padres, a veces incluso a otra ciudad o región. Dar este salto puede ser sumamente gratificante, pero también implica asumir una gran responsabilidad. 

En nuestro portal de Alojamiento descubrirás una extensa oferta inmobiliaria para universitarios 

Para que puedas vivir esta experiencia sin sobresaltos y ahorrarte problemas, te dejamos 6 consejos fundamentales para superar el desafío de mudarte solo por primera vez. ¡Feliz independencia! 

Realiza una búsqueda intensiva

La oferta  en el mercado inmobiliario es sumamente vasta, por eso es importante que realices una búsqueda intensiva. Ten en cuenta que los precios varían según la zona, comodidades del inmueble, etc. Si es la primera vez que alquilas, es recomendable que acudas a inmobiliarias certificadas para asegurarte de hacer un buen contrato que cumpla con todos los requisitos estipulados en las leyes de arriendo. 

Comienza a ahorrar unos meses antes

Mudarte implica muchos más gastos de los que imaginas. Además de tener que comprar muebles, utensillos de cocina y baño, también tendrás imprevistos que cubrir. Por ejemplo, algunos servicios de teléfono, luz, gas o internet cobran por la instalación o piden un depósito bancario como forma de garantizar el contrato del servicio. 

Fija un presupuesto mensual

Una vez que estés instalado y te hayas desecho de los gastos iniciales, es esencial que fijes un presupuesto mensual que incluya alquiler y gastos de servicios, pero también presupuesto del supermercado, transporte, salidas, etc. 

Toma medidas de precaución y seguridad 

Probablemente ni se te ocurría pensar en estas cosas cuando vivías con tus padres. Por ejemplo, cada vez que sales de tu casa debes asegurarte de haber cerrado el gas, apagado la cocina, el aire, acondicionado, las estufas, las luces, etc. Aprende a estar más atento a estos detalles y te ahorrarás un montón de problemas. 

Preocúpate por conocer a tus vecinos

Esto no quiere decir que tengas que entablar una amistad si no lo quieres, pero siempre es bueno tener una buena relación con tus vecinos y con el encargado del edificio. Ellos pueden resultar de gran ayuda, por ejemplo, cuando tengas un problema en tu casa y estés de vacaciones. 

Haz una copia de las llaves 

Siguiendo en línea con el punto anterior, siempre es fundamental que alguien tenga una copia extra de tus llaves. Pueden ser tus vecinos, tus padres, tu mejor amigo o quien sea con quien tengas la confianza suficiente. 

 

Lee más
» 4 recomendaciones para arrendar una casa de verano
» Las mejores canciones para hacer ruta este verano
» 6 consejos para mantener tu mente activa durante el verano 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.