text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 cosas que nunca deberías decirle a tu jefe

      
Deja de lado las aseveraciones negativas como
Deja de lado las aseveraciones negativas como "no puedo" o "no tengo tiempo"  |  Fuente: Shutterstock

En el competitivo mundo laboral de hoy, ya no es suficiente sólo tener conocimientos duros para alcanzar el éxito. Expertos en recursos humanos de todas las latitudes coinciden en que existen una serie de aptitudes que son cada vez más valoradas por las empresas: habilidades comunicativas, de negociación, creatividad, flexibilidad, etc.

¿Estás buscando trabajo?

Ingresa tu CV


Tener un buen relacionamiento con el entorno es una pieza fundamental de este puzzle, y qué mejor forma de comenzar que puliendo el vínculo con tu jefe. Existen relaciones de más y menos confianza con los superiores, pero independientemente de cuál sea tu situación, hay cosas que nunca debes decir, como las que te presentamos a continuación. 

No puedo 

Que lo primero que salga de tu boca ante un desafío nunca sea "no puedo". Aún ni siquiera lo intentaste, y por más miedo que te suponga, debes tener siempre una actitud positiva ante el trabajo. 

No tengo tiempo 

En la misma línea del punto anterior, recuerda que el tiempo también es algo que puedes gestionar. Si estás ajustado de plazos, puedes planteárselo a tu jefe sin problemas, pero nunca en estos términos tan absolutos. 

No sé cómo hacerlo 

¡Confía en ti mismo! Y no sólo eso, confía en las herramientas de capacitación que te brindará la empresa para lograrlo. 

Ese no es mi trabajo

Sin dudas, es una de las afirmaciones que más molestan. Los empleos son dinámicos, las funciones cambian constantemente y cada vez se valora más el trabajo colaborativo. Si trabajas con mentalidad de equipo, ninguna tarea que se te asigne no formará parte de "tu trabajo". 

Éste trabajo sólo puedo hacerlo yo 

Nunca olvides que nadie es imprescindible. Si ante una discusión juegas esa carta de soberbia...¡cuidado! Las cosas pueden rápidamente volverse en tu contra. 

No fui yo, fue él 

Asume la responsabilidad por los errores, aunque no todo sea 100% tu culpa. Apuntar a otros colegas sólo te hará ver como un mal compañero. 

Esto lo hago sólo por dinero 

Todos trabajamos, en parte, por necesidad económica. Esto no es un secreto, pero tampoco es conveniente que expongas que el único vehículo de tu motivación sea el dinero. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.