text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo manejar tu lenguaje corporal en una entrevista de trabajo

      
Fuente: Universia

Lo que no dices, dice mucho de ti. Suena contradictorio, pero es cierto. Tus palabras no son las únicas que comunican: tus gestos, tono de voz y miradas también revelan mucho sobre tus intenciones. La comunicación no verbal incide directamente en tu interacción con otros, por eso no pasa desapercibida ante los ojos de un reclutador de personal. 

Ingresa tu CV en Universia y accede a todas las ofertas de empleo 

Aunque lo que exhibe tu currículum es importante, para destacarte de otros candidatos es fundamental que aprendas a manejar tu lenguaje corporal durante la entrevista de trabajo. Aquí te dejamos algunos tips para lograrlo, según publican los portales especializados Forbes y Monster.

Presta atención al saludo

El saludo es la primera interacción que tendrás con tu interlocutor, así que debes cuidarlo. Saluda con un firme apretón de manos y no olvides sonreír. 

Identifica la cultura empresarial

Este es uno de los principales factores que deben determinar tu comportamiento durante toda la entrevista. Por supuesto no se trata de descuidar las formas, simplemente de considerar que algunas empresas son más informales que otras, y de allí a cómo debes actuar. 

Cuida tu postura

Cuando te sientes, mantén una postura recta con ambos pies en el suelo. Es importante que te mantengas derecho, pero tampoco eres un robot, así que haz que parezca lo más natural posible. 

Habla de forma clara y pausada

Los nervios pueden jugarte en contra, pero intenta no apabullar al entrevistador con tus palabras. Mantén un discurso claro, concreto y pausado. Habla y aprende a escuchar. 

Mantén el contacto visual

Cuando hablas con alguien es importante mirarlo a los ojos. Cualquier otra actitud puede ser tomada como una falta de respeto o de atención. 

No te cruces de brazos

Gesticular es algo normal y todos tenemos nuestros vicios, pero cuídate especialmente de no cruzar los brazos. Esta postura denota que puedes estar a la defensiva o tienes poca apertura. 

Sonríe 

La simpatía nunca está de más. Después de todo, nadie quiere trabajar con una persona desagradable y sin sentido del humor. ¡Mantén tu sonrisa! 

 

Lee más
» Descubre todas las noticias sobre Entrevistas de Trabajo


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.