text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

3 factores que convierten a una persona en un líder comprometido

      
<p>Para que <strong>una empresa pueda alcanzar las metas que se propone</strong>, como tener una buena rentabilidad, <strong>necesita que sus empleados estén comprometidos con su trabajo</strong>. Un estudio confirmó que las compañías que logran mayores niveles de compromiso y buenas ganancias, son las que cuentan con <a title=Lee más noticias sobre liderazgo href=https://noticias.universia.cl/tag/liderazgo/ target=_blank>buenos líderes</a>. ¿Cómo puedes transformarte en un buen líder?<br/><br/></p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=5 claves para ser un líder irremplazable href=https://noticias.universia.cl/empleo/noticia/2014/10/25/1113552/5-claves-lider-irremplazable.html>» <strong>5 claves para ser un líder irremplazable</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Habilidades blandas: qué son y por qué es importante desarrollarlas href=https://noticias.universia.cl/empleo/noticia/2014/02/03/1078831/habilidades-blandas-que-son-que-es-importante-desarrollarlas.html>» <strong>Habilidades blandas: qué son y por qué es importante desarrollarlas</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=8 habilidades que deberán dominar los profesionales del futuro href=https://noticias.universia.cl/empleo/noticia/2015/03/02/1120680/8-habilidades-deberan-dominar-profesionales-futuro.html>» <strong>8 habilidades que deberán dominar los profesionales del futuro</strong></a> </p><p> </p><p>Un equipo de investigadores de AON Hewitt analizó distintas empresas y estudiaron <strong>el rol que juegan los líderes</strong>. Realizaron numerosas entrevistas y descubrieron que todos compartían un pasado con ciertas experiencias que los habían llevado a ser de ese modo. Además todos tenían la misma concepción sobre el liderazgo y solían tener cierta manera de actuar para incentivar a los que trabajaban con ellos.</p><p> </p><p><strong>1) Experiencia previa</strong><br/><br/>En lo que refiere a las experiencias, los líderes mencionaron haber trabajado en lugares que les permitieron comprender cómo es que hay que motivar a un equipo. Por ejemplo se les asignaba tareas donde tenían que organizar a las personas que eran sus compañeros y tenían su mismo cargo. Estas experiencias les ayudaron a desarrollar confianza en si mismos, humildad y empatía hacia los demás.</p><p> </p><p><strong>2) Valores</strong><br/><br/>Para poder liderar, primero hay que tener en claro una serie de valores que te sirvan como base para actuar siempre sobre una misma línea. Una especie de brújula para no perder el norte frente a situaciones que nos pueden hacer salir de nuestras casillas. Uno de los valores es de solidaridad. Primero poner al otro antes que a uno mismo. Si la persona está en crisis, <strong>un buen líder tiene que sentirse responsable</strong> por él e intentar ayudarlo en lo que sea que pueda.</p><p>Para ello es vital también poder crear vínculos con esas personas. Mantener conversaciones donde se cree una conexión y confianza mutua. Eso ayudará a que el empleado sienta contención en la empresa y sienta un compromiso mayor hacia esa empresa que lo comprende y se preocupa por su bienestar.</p><p><br/><strong>3) Actitudes </strong><br/><br/>El estudio también contempló que estas personas respondían con actitudes similares frente a determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando notan que se presenta una situación donde nadie sabe qué hacer, o qué postura tomar frente a ello, el líder no titubea y decide. Son proactivos, les transmiten buena energía a los demás, recordándoles continuamente los objetivos y las metas, y actuando siempre con positividad. Para conseguir una buena respuesta de los demás, deciden ser humildes, realistas y auténticos.</p><p>Si bien muchas personas se convierten en líderes naturalmente, <strong>un jefe siempre puede optar por realizar cursos para promover estas actitudes</strong>, capacitando a su personal. De este modo las actitudes se vuelven más habituales en el entorno laboral y la empresa se ve beneficiada a corto y largo plazo.</p>
Fuente: Shutterstock

Para que una empresa pueda alcanzar las metas que se propone, como tener una buena rentabilidad, necesita que sus empleados estén comprometidos con su trabajo. Un estudio confirmó que las compañías que logran mayores niveles de compromiso y buenas ganancias, son las que cuentan con buenos líderes. ¿Cómo puedes transformarte en un buen líder?

Lee también
» 5 claves para ser un líder irremplazable
» Habilidades blandas: qué son y por qué es importante desarrollarlas
» 8 habilidades que deberán dominar los profesionales del futuro 

 

Un equipo de investigadores de AON Hewitt analizó distintas empresas y estudiaron el rol que juegan los líderes. Realizaron numerosas entrevistas y descubrieron que todos compartían un pasado con ciertas experiencias que los habían llevado a ser de ese modo. Además todos tenían la misma concepción sobre el liderazgo y solían tener cierta manera de actuar para incentivar a los que trabajaban con ellos.

 

1) Experiencia previa

En lo que refiere a las experiencias, los líderes mencionaron haber trabajado en lugares que les permitieron comprender cómo es que hay que motivar a un equipo. Por ejemplo se les asignaba tareas donde tenían que organizar a las personas que eran sus compañeros y tenían su mismo cargo. Estas experiencias les ayudaron a desarrollar confianza en si mismos, humildad y empatía hacia los demás.

 

2) Valores

Para poder liderar, primero hay que tener en claro una serie de valores que te sirvan como base para actuar siempre sobre una misma línea. Una especie de brújula para no perder el norte frente a situaciones que nos pueden hacer salir de nuestras casillas. Uno de los valores es de solidaridad. Primero poner al otro antes que a uno mismo. Si la persona está en crisis, un buen líder tiene que sentirse responsable por él e intentar ayudarlo en lo que sea que pueda.

Para ello es vital también poder crear vínculos con esas personas. Mantener conversaciones donde se cree una conexión y confianza mutua. Eso ayudará a que el empleado sienta contención en la empresa y sienta un compromiso mayor hacia esa empresa que lo comprende y se preocupa por su bienestar.


3) Actitudes

El estudio también contempló que estas personas respondían con actitudes similares frente a determinadas situaciones. Por ejemplo, cuando notan que se presenta una situación donde nadie sabe qué hacer, o qué postura tomar frente a ello, el líder no titubea y decide. Son proactivos, les transmiten buena energía a los demás, recordándoles continuamente los objetivos y las metas, y actuando siempre con positividad. Para conseguir una buena respuesta de los demás, deciden ser humildes, realistas y auténticos.

Si bien muchas personas se convierten en líderes naturalmente, un jefe siempre puede optar por realizar cursos para promover estas actitudes, capacitando a su personal. De este modo las actitudes se vuelven más habituales en el entorno laboral y la empresa se ve beneficiada a corto y largo plazo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.