text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Inteligencia emocional: la llave al éxito profesional

      
<p>Aunque pueda sonar un poco cursi, saber manejar nuestros sentimientos tiene un efecto real en cómo nos desempeñamos laboralmente. Expertos en recursos humanos de todas las latitudes coinciden en que la <strong>inteligencia emocional (EI)</strong>, definida como la<strong> capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos</strong>, es la llave fundamental para alcanzar el éxito profesional.</p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=5 sitios web para incrementar tu inteligencia href=https://noticias.universia.cl/educacion/noticia/2015/05/22/1125578/5-sitios-web-incrementar-inteligencia.html>» <strong>5 sitios web para incrementar tu inteligencia</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Habilidades blandas: la clave del éxito profesional href=https://noticias.universia.cl/consejos-profesionales/noticia/2015/07/01/1127523/habilidades-blandas-clave-exito-profesional.html>» <strong>Habilidades blandas: la clave del éxito profesional</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=80% del éxito profesional depende de emociones positivas href=https://noticias.universia.cl/empleo/noticia/2014/11/14/1115060/80-exito-profesional-depende-emociones-positivas.html>» <strong>80% del éxito profesional depende de emociones positivas</strong></a> </p><p><br/>El término inteligencia emocional fue acuñado por primera vez por el psicólogo estadounidense<strong> Daniel Coleman</strong>, quien determinó las 5 capacidades básicas que debe poseer todo individuo “inteligente” emocionalmente: identificar los sentimientos propios y ajenos, reconocerlos, manejarlos,<strong> crear una motivación propia</strong> y gestionar las relaciones personales. </p><p><br/>Al manejar este tipo de habilidades, las personas con una fuerte EI tienen<strong> mejores relaciones interpersonales, mayor capacidad de empatía, generan confianza y seguridad, son positivos, proactivos</strong>, y tienen la fortaleza necesaria para hacer frente a adversidades y contratiempos sin caer en la desesperación. Pero, ¿cómo repercute todo esto en el trabajo?</p><blockquote style=text-align: center;>¿Estás buscando trabajo? <strong><span style=text-decoration: underline;><a id=EMPLEO class=enlaces_med_generacion_cv title=Ingresa aquí tu currículum href=https://www.universiaempleo.cl/buscoempleo>Ingresa tu currículum</a></span></strong>  en nuestro portal de empleo y accede a todas las ofertas </blockquote><p><br/>Según explican los especialistas, los trabajadores con una EI desarrollada <strong>son muy valiosos para las empresas</strong> dado que generan fuertes vínculos con sus compañeros, saben trabajar bajo presión, se ponen en el lugar de los demás y no dejan que el estrés les gane la batalla, entre muchas otras cosas.</p><p><br/>En el caso de los puestos gerenciales y de alto mando, la inteligencia emocional permite a los líderes <strong>contratar a los mejores y más eficaces empleados</strong>, manejar los problemas de crecimiento del negocio y capacitar más adecuadamente al equipo para hallar soluciones prácticas ante situaciones inesperadas.</p><p><br/>Además, recientes investigaciones evidenciaron que tener un manejo pobre de las emociones en tiempo de alto estrés hace que las personas tiendan a <strong>desestimar el trabajo de sus colegas impulsando conductas perjudiciales</strong> como el mobbing.</p>
Fuente: Shutterstock

Aunque pueda sonar un poco cursi, saber manejar nuestros sentimientos tiene un efecto real en cómo nos desempeñamos laboralmente. Expertos en recursos humanos de todas las latitudes coinciden en que la inteligencia emocional (EI), definida como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, es la llave fundamental para alcanzar el éxito profesional.

 

Lee también
» 5 sitios web para incrementar tu inteligencia
» Habilidades blandas: la clave del éxito profesional
» 80% del éxito profesional depende de emociones positivas 


El término inteligencia emocional fue acuñado por primera vez por el psicólogo estadounidense Daniel Coleman, quien determinó las 5 capacidades básicas que debe poseer todo individuo “inteligente” emocionalmente: identificar los sentimientos propios y ajenos, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales. 


Al manejar este tipo de habilidades, las personas con una fuerte EI tienen mejores relaciones interpersonales, mayor capacidad de empatía, generan confianza y seguridad, son positivos, proactivos, y tienen la fortaleza necesaria para hacer frente a adversidades y contratiempos sin caer en la desesperación. Pero, ¿cómo repercute todo esto en el trabajo?

¿Estás buscando trabajo? Ingresa tu currículum  en nuestro portal de empleo y accede a todas las ofertas 


Según explican los especialistas, los trabajadores con una EI desarrollada son muy valiosos para las empresas dado que generan fuertes vínculos con sus compañeros, saben trabajar bajo presión, se ponen en el lugar de los demás y no dejan que el estrés les gane la batalla, entre muchas otras cosas.


En el caso de los puestos gerenciales y de alto mando, la inteligencia emocional permite a los líderes contratar a los mejores y más eficaces empleados, manejar los problemas de crecimiento del negocio y capacitar más adecuadamente al equipo para hallar soluciones prácticas ante situaciones inesperadas.


Además, recientes investigaciones evidenciaron que tener un manejo pobre de las emociones en tiempo de alto estrés hace que las personas tiendan a desestimar el trabajo de sus colegas impulsando conductas perjudiciales como el mobbing.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.