text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Católica participa en dos consorcios tecnológicos empresariales de investigación

      
En el marco del Proyecto Bicentenario de Ciencia y Tecnología, el Gobierno de Chile llamó a la formación de consorcios entre entidades de investigación y empresarios para apoyar científicamente a diferentes áreas productivas. Se presentaron 66 proyectos. Fueron aprobados nueve y en dos de ellos la UC es organismo investigador.

Chile es el quinto exportador de vino del mundo después de Francia, Italia, España y Australia. Aunque exporta el 62 por ciento de su producción, ésta representa sólo el 2,5 por ciento de la producción mundial. Esta capacidad de exportación, en un sector altamente competitivo, es una fortaleza de la industria chilena; sin embargo, por el hecho de que esta industria depende fuertemente de las exportaciones la hace más vulnerable a las crisis internacionales. Por ello es necesario que se realicen esfuerzos de investigación y desarrollo que permitan orientar la producción y mejorar la competitividad. En este contexto nació el proyecto "Investigación y desarrollo para la vid y el vino", en el que intervienen Asociación Gremial de Viñas Chile A.G., la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, que participó en el concurso nacional de consorcios tecnológicos empresariales de investigación al que convocó el Programa Bicentenario de Ciencia y Tecnología.

Los consorcios tecnológicos empresariales de investigación son entidades que resultan de la asociación entre empresas y universidades para llevar a efecto investigación, transferencia y comercialización y formación de capital humano, con la finalidad de ampliar el desarrollo económico y productivo de Chile a través de la creación de instancias de investigación asociativas, sustentables y orientadas a sus usuarios, que alcanzan altos niveles de impactos mediante la transferencia de sus resultados en adopción y comercialización.

Rosario Retamal, directora de Innovación y Proyectos de la UC -responsable de la coordinación de la actividad en esa casa de estudios- explica que los consorcios están plenamente validados en el mundo. Por ejemplo, en Australia existen desde hace 20 años y hay 70 en las más diversas áreas productivas. Su éxito radica en el hecho que unen la demanda y la oferta de investigación.

La idea central es que investigadores, ya sea de universidades u otra institución, se unen con el apoyo del gobierno para crear un consorcio con un fin específico. Tienen varias ventajas. Una de ellas es que constituyen una estructura liviana que hace uso de la tecnología que existe en las universidades y no es necesario implementar institutos que pueden quedar obsoletos; y al realizarse en centros de estudios también se forma capital humano, entre ellos valores jóvenes que están realizando sus doctorados.

A menudo los empresarios no invierten en investigación porque los resultados, cuando los hay, son a muy largo plazo, Rosario Retamal; sin embargo, con el apoyo del Gobierno estos riesgos se minimizan en términos de inversión, y si se logra impacto éste es muy alto, por lo tanto lo invertido se paga con creces. Por eso los gobiernos ayudan a financiar este tipo de consorcios para lograr competir a nivel mundial.

La idea fundamental del Programa Bicentenario de Ciencia y Tecnología es desarrollar investigación y desarrollo entre Universidad y Empresa. Es así como para estos efectos el Gobierno de Chile y el Banco Mundial suscribieron un convenio en 2003 llamando a concurso el año siguiente. Nueve fueron los proyectos ganadores de 66 que se presentaron. De ellos la Pontificia Universidad Católica de Chile obtuvo dos. Cada uno de estos tiene financiamiento para cinco años por un monto de más de dos mil 800 millones de pesos cada uno, entre aportes pecuniarios y no pecuniarios. El plazo de cinco años da estabilidad a los investigadores y garantizan a los empresarios resultados a un plazo razonable.

De esta forma, la creación del consorcio de investigación y desarrollo para la vid y el vino permitirá al sector vitivinícola chileno enfrentar una industria cada vez más competitiva a nivel global con una fuerte presencia de los competidores tradicionales y otros emergentes y con mercados y consumidores cambiantes en gustos y preferencias, con cada vez mayor concentración y poder de negociación de los compradores y con complejas cadenas de distribución. Una de las tareas que se ha propuesto es que éste el consocio sea sustentable económicamente, que permita dar continuidad en el largo plazo a las actividades de investigación.

Innovación en Fruticultura

Por otra parte, la industria frutícola chilena es la mayor exportadora de frutas y hortalizas frescas del hemisferio sur, representando el 50 por ciento de esas exportaciones. El país cuenta con 12 mil productores y más de 400 empresas exportadoras; sin embargo, a pesar de ser un líder mundial está amenazada por varios factores: la generación de variedades patentadas en los países industrializados; el pago de royalties por el material vegetal y por la fruta comercializada anualmente; la producción y comercialización de nuevas variedades la que se hace en clubes cerrados con volúmenes de producción limitados y preestablecidos; el incremento de nuevas exigencias medioambientales y barreras cuarentenarias.

Por ello, La Universidad Católica y la Asociación de Exportadores de Chile A.G. (Asoex) formaron el consorcio "Programa de investigación, desarrollo e innovación en fruticultura", que se centrará en vides, manzano, carozos (ciruelo japonés, duraznero y cerezo) y berries (frambuesa).

Entre otros temas, el Consorcio abordará materias relativas al manejo agronómico de las especies y variedades que se cultivan en el país, con el objeto de mejorar la productividad y competitividad.

Si Chile no se involucra en el tema de la Investigación y Desarrollo en el mediano plazo podría darse la paradoja de tener que pagar royalty por las frutas que produce y/ o estar sujeto a cuotas de producción, opinan los organizadores del proyecto en la UC.

Fuente: Pontificia Universidad Católica de Chile

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.