text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Académico realiza investigación en la Universidad Andrés Bello para darle valor agregado a los minerales

      
A nivel mundial, Chile es uno de mayores productores de litio, molibdeno y renio. Sin embargo, los exporta como compuestos químicos principalmente a Estados Unidos y Europa, países que los utilizan para la fabricación de nueva instrumentación a nivel molecular que después venden al resto de las naciones, entre ellos, Chile.

En los laboratorios de la Universidad Andrés Bello, el investigador, Dr. Ramiro Arratia, está desarrollando un proyecto Fondecyt titulado "Estudios relativistas de precursores de nanomateriales inorgánicos". Esta investigación sugiere que Chile podría introducir valor agregado a sus minerales estratégicos. ¿De qué manera?, con el diseño y fabricación de nueva instrumentación a través de la nanotecnología (tecnología a nivel molecular), cuya materia prima sean los minerales nacionales y derivados. Arratia explica que "lo que hace Chile es exportar sólo compuestos químicos, y lo que debería exportar es instrumentación molecular o nuevos catalizadores que se utilizan en la industria del petróleo basada en renio, por ejemplo".

Según comenta el investigador de la U. Andrés Bello, de aplicarse su estudio, Chile podría iniciar un Plan Nacional de Nanotecnología Molecular, como lo han hecho países como Brasil, Alemania, Irlanda y Estados Unidos, a partir del cual han desarrollado un gran potencial económico gracias a la elaboración de instrumentación molecular, por ejemplo, en nanocomputación, óptica electrónica basada en luz incidente en nanotubos, puntos cuánticos para detectar cáncer prostático en ratas, nanotubos superconductores (como los scanner), sensores para detectar contaminantes ambientales, almacenadores de energía solar, entre otras aplicaciones.

Fuga de Modelos

En su reciente visita a las universidades de Aarhus, Angers y Rennes, donde dictó conferencias sobre nanomateriales inorgánicos, el Dr. Arratia comprobó que están diseñando instrumentación a nivel molecular, algunos basados en el modelamiento computacional publicado por su equipo de investigadores. "Estados Unidos, Francia y Japón están patentando nuevos materiales basados en nuestros minerales. Una de las predicciones que realizamos en la Universidad Andrés Bello fue realizada experimentalmente y patentada por la Universidad de Harvard, porque llevaron al laboratorio nuestro modelamiento molecular. Esa es una de las grandes pérdidas que está teniendo Chile en estos momentos, por la falta de recursos para pasar a la etapa de desarrollo de instrumentación molecular basada en nuestros minerales".

Arratia resalta algunos casos de países europeos que se han fortalecido con la inversión en nanotecnología: Irlanda tuvo su despegue hace algunos años al crear un Plan Nacional de Nanotecnología. Finlandia y Dinamarca están entre las naciones de mayor crecimiento en Europa en base a lo que invierten en esta línea.

El impulso que falta

El Dr. Arratia señala que "en Chile tenemos toda la materia prima, poseemos buenos científicos, además del conocimiento científico. Sin embargo, no contamos con recursos para iniciar una etapa superior de la explotación de nuestros minerales al diseñar nueva instrumentación a nivel molecular".

Agrega que "en Chile creemos que nuestra gran riqueza es el cobre y no se considera que nuestro país es uno de los dos productores de renio junto a Rusia, y que tiene los mayores depósitos de litio y yodo, además del molibdeno. Insisto que como país estamos perdiendo una oportunidad".

Fuente: Universidad Andrés Bello
  • Fuente:

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.