Wednesday :: 22 / 10 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : Una de cada cinco parejas presenta infertilidad

Cuando el que no puede engendrar es él

En el 34% de los casos se desconocen las causas que provoca la infertilidad. Este 30 y 31 de julio, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile se dictará un curso dirigido a médicos no especialistas que abordará entre otros temas la "Infertilidad Masculina".


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

¿Quieres saber qué eventos realizan las universidades hoy?

La infertilidad está definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la imposibilidad de lograr un embarazo luego de un año de relaciones sexuales regulares sin el uso de métodos anticonceptivos.

Culturalmente, el tema de la incapacidad para concebir un hijo no está asumido por los varones, y por décadas ha sido responsabilidad exclusiva de las mujeres. Lo anterior, dificulta aún más el proceso de diagnóstico precoz y tratamiento.

La infertilidad es “siempre un tema que debe ser abordado evaluando a la mujer y al hombre. En el caso específico de la infertilidad masculina, existen algunos signos que podrían hacer sospecharla; por ejemplo, ausencia de caracteres sexuales secundarios en el hombre adulto (barba, desarrollo normal del tamaño del pene y testículos).

Sin embargo, “en un alto porcentaje la infertilidad no produce ningún otro signo o síntoma asociado”, explica Marcelo Marconi, médico del Servicio de Urología del Hospital Clínico Universidad de Chile.

Se estima que el 50% de los problemas de infertilidad en la pareja son atribuibles al hombre. Un diagnóstico oportuno puede permitir identificar la causa del problema y eventualmente solucionarlo.

La infertilidad masculina, principalmente, se debe a un bajo número de espermatozoides o por la escasa movilidad de estos. En el 34% de los casos luego de un estudio exhaustivo no se logra determinar el origen del problema; en un 19% es secundaria a un varicocele, esto es una insuficiencia valvular de las venas que drenan la sangre desde los testículos. Su tratamiento consiste en una operación de baja complejidad, que en general permite mejorar los parámetros del espermiograma (ej. concentración, motilidad, formas normales), y de esa manera mejorar las probabilidades de embarazo. El resto de las causas de infertilidad masculina corresponde a infecciones, hipogonadismo, malformaciones congénitas genitales, enfermedades inmunológicas, tumores y toxicidad por drogas entre otras, afirma el Dr. Marconi, médico del Servicio de Urología del Hospital Clínico Universidad Chile.

Existen drogas que en exceso pueden ocasionar infertilidad masculina a través de diversos mecanismos, entre ellas destaca el alcohol, la marihuana y los opiodes como la heroína. El tabaco también afecta la calidad y cantidad de espermatozoides presentes en el semen.

La infertilidad masculina se puede asociar en casos puntuales a hipogonadismo (bajos niveles de testosterona), problemas eyaculatorios, problemas de erección, y antecedentes de tratamiento con drogas de quimioterapia utilizadas para el manejo de diversos canceres. Los pacientes con lesiones medulares completas (paraplejia, tetraplejia) tienen problemas de fertilidad, la mayoría secundarios a problemas de eyaculación. Otros traumas severos a nivel pelviano que alteren la anatomía de la uretra y traumas severos en ambos testículos pueden interferir con la producción y transporte de los espermatozoides.

¿Cómo saber si soy infértil?

La evaluación de la fertilidad masculina se realiza a través de una historia clínica detallada, examen físico dirigido y un espermiograma como estudio primario. Este examen consiste en evaluar en el laboratorio una muestra fresca de semen obtenido por masturbación y en la que se determina el número, movilidad y la forma de los espermatozoides, así como también la presencia de infección seminal.

Para realizar este examen se requieren mínimo 2 días de abstinencia sexual previa. Generalmente, se realizan dos espermiogramas separados por unos 30 días, ya que una persona puede presentar diferencias entre un momento y otro.

El semen normal contiene a lo menos 15 millones de espermatozoides por centímetro cúbico de los cuales a lo menos el 39% deben presentar buena movilidad y 4% de formas normales. El volumen seminal debe ser mayor a 1.5 ml. Debe estudiarse además algunas características físicas y la presencia de células que puedan indicar infección seminal.

La infertilidad masculina será uno de los temas que se abordarán el próximo 30 y 31 de julio en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile en el curso para médicos no especialistas.

Consultas e inscripciones en: fundacion@redclinicauchile.cl o al teléfono 9788534.

Edición: Universia / RR

Fuente: Hospital Clínico Universidad de Chile







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad