Wednesday :: 23 / 07 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : .

Daño neurológico: ¿Por qué perdemos el lenguaje?

Dentro de las causas están los accidentes cerebro vasculares, traumatismos encéfalocraneanos, tumores o infecciones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas como por ejemplo la enfermedad de Alzheimer y la afasia progresiva.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Rafael González

¿Quieres saber qué eventos realizan las universidades hoy?

El fonoaudiólogo del Hospital Clínico Universidad de Chile, Rafael González, explica que el trastorno de lenguaje más frecuente es la Afasia, descrita como una dificultad de lenguaje adquirido a consecuencia de un daño cerebral que por lo general compromete todas las modalidades, oral y escrita.

El 95% de los diestros tiene localizado el lenguaje en el hemisferio izquierdo y sólo un 5% en el hemisferio derecho; en cambio en los zurdos, el 70% tiene representado el lenguaje en el hemisferio izquierdo, un 15% en el hemisferio derecho y un 15% en forma bilateral.

El sexo, también afecta, la representación cerebral del lenguaje; Las mujeres tienden a tener el lenguaje en ambos hemisferios cerebrales, en cambio, los hombres tienden a tenerlo lateralizado en el hemisferio izquierdo. Esto responde en parte por qué la afasia es más frecuente en hombres que en mujeres en una relación de 2 a 1. La implicancia de esta diferencia es que si la mujer sufre una lesión en un hemisferio podría seguir hablando con el otro.

Otra variable que influye en la organización del lenguaje en el cerebro es la escolaridad. Aquellos sujetos diestros que aprenden a leer y escribir tienden a tener representado el lenguaje en el hemisferio izquierdo, en cambio, los analfabetos tienden a tenerlo en ambos hemisferios cerebrales.

La causa más frecuente de afasia es el accidente cerebro vascular (ACV). Según estudios epidemiológicos en Chile se producen alrededor de 22.000 a 27.000 casos de ACV por año. La incidencia de afasia en ACV agudo es entre un 21% a un 38%. La afasia más común es la global, se produce como consecuencia de una lesión extensa. Este tipo de afasia que es la más severa implica que la persona que la padece, no comprende el lenguaje oral, su capacidad expresiva puede estar limitada solo a unas sílabas perseverativas que no dicen nada. Además, la lectura y escritura están completamente impedidas. Esta afasia es la que presentaría el cantante argentino Gustavo Cerati.

La afasia también se puede producir por un traumatismo encéfalocraneano, como consecuencia de un accidente automovilístico; por tumores e infecciones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas como la afasia progresiva primaria en la que se produce un deterioro continuo del lenguaje. El sujeto que presenta esta afección comienza con una anomia discreta, que es una dificultad para acceder a las palabras sin compromiso cognitivo y progresa hasta una afasia global. Este trastorno se produce por una pérdida neuronal que implica muerte de las neuronas en el área del lenguaje. Otro cuadro en el que se afecta el lenguaje y funciones cognitivas tales como la memoria es la enfermedad de Alzheimer.

Alteración del habla

El habla es el medio por el cual se exterioriza el lenguaje. Las alteraciones del habla se presentan aproximadamente en un 50% de los cuadros neurológicos. La más común es la disartria que implica una alteración en la movilidad de la musculatura oral lo que afecta la producción de sonidos. Las otras modalidades se mantienen, la comprensión auditiva, la lectura, y la escritura. Este trastorno es menos limitante que la afasia.

Otro tipo de alteración que compromete la articulación de la palabra es la apraxia del habla que se caracteriza por una dificultad para articular que a diferencia de la disartria, el paciente no tiene afectada la movilidad de la musculatura oral. La dificultad radica en que el sujeto no puede activar los planes para producir los sonidos del habla. Cada vez que uno quiere articular una secuencia de sonidos para producir una palabra, uno accede a una zona en el hemisferio izquierdo donde se encuentran los planes para cada uno de los sonidos. Por lo tanto, uno no tiene que pensar en que debe hacer para producir una palabra. Toda la información necesaria se encuentra contenida en estos planes o programas. Cuando estos se dañan o no se puede acceder se produce la apraxia del habla. Es habitual que este trastorno coexista con afasia. Corresponde a un 8% de todos los problemas de comunicación de origen neurológico.

Las causas de los trastornos del habla son prácticamente las mismas que en la afasia. Habría que señalar que algunos trastornos afectan de manera progresiva la movilidad de los músculos involucrados en el habla como la enfermedad de Parkinson.

Alteración de la deglución

La disfagia es un trastorno que afecta la habilidad para deglutir, es decir, el paso del alimento desde la boca al estómago mediante un acto continuo e integrado. Se inicia voluntariamente y se completa mediante el reflejo de deglución Es frecuente en pacientes con compromiso neurológico.

La disfagia determina complicaciones de vital importancia para pacientes neurológicos, como son la neumonía aspirativa, el paso del bolo hacia la vía aérea, la deshidratación, y desnutrición. El 90% aproximadamente de todas las disfagias neurogénicas son de origen vascular. La incidencia de disfagia en la etapa aguda del ACV fluctúa entre 29% a 65%.

Edición: Universia / RR

Fuente: Hospital Clínico Universidad de Chile







RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad