Tuesday :: 22 / 07 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : En su segundo año de ejecución

Minsal amplía Programa de Esclerosis Múltiple

El Dr. Jorge Nogales-Gaete, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y jefe del servicio de Neurología del Hospital Barros Luco, que es el centro de referencia nacional para el Programa Piloto de Tratamiento de Esclerosis Múltiple Minsal-Fonasa, visitó cuatro entidades europeas líderes en la patología para contrastar sus experiencias con la realidad nacional.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

El director del Departamento de Neurología y Neurocirugía Sur de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y jefe del Servicio de Neurología del Hospital Barros Luco Trudeau (HBLT), doctor Jorge Nogales-Gaete, explicó que el Programa Piloto de Tratamiento de la Esclerosis Múltiple (EM), iniciado a mediados del año pasado, ha sido tan exitoso que el Ministerio de Salud decidió ampliar significativamente los cupos de tratamiento para el 2009.

El profesor titular señaló que durante el primer año el plan otorgó tratamiento gratuito a 80 enfermos que cumplieron con los criterios de selección previamente definidos por el Minsal. Estos pacientes, que provienen de Arica a Punta Arenas, estarán recibiendo, mientras sea pertinente, medicamentos de primera línea que enlentecen la evolución de la patología crónica o que en el futuro quizás la detendrán.

El programa estatal tiene como centro de referencia nacional el HBLT, de ahí que el Dr. Nogales-Gaete, médico a cargo y uno de los principales especialistas en EM del país, decidiera aprovechar, a título personal, sus viajes académicos y científicos a Europa para visitar cuatro centros especializados en la enfermedad. “Tenía programados dos viajes este año y me pareció interesante y responsable agendar reuniones con líderes europeos en el tratamiento de la patología para dar a conocer nuestra experiencia y recoger las opiniones, consejos o sugerencias que nos pudieran ofrecer”, planteó.

El médico chileno estuvo en Roma, París y Barcelona. “Para ellos es difícil entender nuestra situación porque tienen Estados que, por lo general, entregan una protección universal a todas las enfermedades. Por lo tanto, primero debí explicar el por qué de nuestra cobertura parcial vinculada al nivel de desarrollo económico-sanitario y a los recursos limitados del país”, dijo.

Hay que recordar que, si bien la prevalencia de EM en Chile es desconocida, se proyecta que habría 14 casos por cada 100 mil habitantes. Esto significa que el plan piloto abordó en su primer año de vida aproximadamente al 10% del universo estimado de pacientes que, siendo beneficiarios del Fonasa, podrían tener la indicación de tratamiento con inmunomoduladores.

“Una vez que comprendieron nuestra realidad observaron con gran interés, respeto y simpatía lo que habíamos hecho, considerando adecuada y razonable la aplicación de criterios selectivos para elegir en esta primera fase de tratamiento a aquellos pacientes que podrían lograr la mejor respuesta potencial y de mayor impacto con los inmunomoduladores, en términos de evitar discapacidad y progresión”, apuntó el neurólogo.

Aún más, los especialistas europeos se manifestaron gratamente impresionados por la rigurosidad con que se estudió a cada persona. “Destacaron que el rigor de la evaluación de los pacientes es propia de los ensayos clínicos que ellos llevan a cabo para tratamientos de avanzada aún en etapa de prueba”, planteó.

Plan replicable

También destacaron que la experiencia chilena podría servir como modelo para otros países de Latinoamérica que viven circunstancias socioeconómicas similares. “Saben que tenemos grandes desafíos sanitarios, por eso observaron con respeto la forma ordenada y progresiva en que Chile está tratando de dar respuesta a esta situación”, comentó.

El académico apuntó que lo ideal sería ofrecer tratamiento a todos, para lo cual se está trabajando en incorporar la EM al AUGE. “Nuestro objetivo es que en el futuro se ofrezca un apoyo integral al enfermo porque cuando el deterioro ya es progresivo y los inmunomoduladores no tienen efecto, todavía se puede mejorar la calidad de vida de los pacientes, por ejemplo, con manejo del dolor, de la espasticidad, de los trastornos urinarios y de las necesidades de asistencia psicológica y kinésica”, acotó el Dr. Nogales Gaete.

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Chile


Fuente: Universidad Diego Portales





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad