Noticias

Profesor Grínor Rojo gana premio literario de la Casa de las Américas

      
El profesor Grínor Rojo (a la izquierda) junto a los otros jurados del premio novela 2009
El profesor Grínor Rojo (a la izquierda) junto a los otros jurados del premio novela 2009
Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

"Globalización e identidades nacionales y postnacionales... ¿de qué estamos hablando?" es el nombre del trabajo con el que el director del Centro de Estudios Culturales Latinoamericanos (CECLA) de la Universidad de Chile, profesor Grínor Rojo, ganó el premio honorífico de ensayo "Ezequiel Martínez Estrada", galardón que se enmarca en el concurso literario de la Casa de las Américas, entidad cubana que desde 1959 "divulga, investiga, auspicia, premia y publica la labor de escritores, artistas plásticos, músicos, teatristas y estudiosos de la literatura y las artes; cuya comunicación fomenta el intercambio con instituciones y personas de todo el mundo".

En la Sala Che Guevara de la Casa de las Américas, el director del CECLA expresó su agradecimiento y sorpresa al recibir un premio por el cual no hay que concursar, lo que transforma la distinción en un honor. Asimismo, explicó que el gran objetivo de su propio trabajo "es hacer o tratar de hacer claridad sobre una serie de vocablos que llenan, que atiborran..., el discurso teórico contemporáneo y que... constituyen trampas respecto de las cuales hay que tener los ojos bien abiertos o porque son portadoras de medias verdades (y, por lo tanto, de mentiras a medias) o porque son falsedades sin más".

Siendo más específico, el académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades, declaró que su intención al escribir el ensayo que lo hizo merecedor del galardón cubano, se fundamenta en la pelea que ha dado durante los últimos años. Ésta, en palabras del propio Profesor Rojo, "no ha sido tanto contra los intelectuales orgánicos del status quo, los que se ponen a sus órdenes sin hacerle preguntas, y que son aquellos que manejan sus mecanismos óptimamente, aunque sin interrogarse jamás por sus fines..., como contra los otros, contra los que presumen de progresismo, aunque la realidad es que obedecen, a sabiendas o no, al orden de cosas que existen...".

Es así como el deseo del docente ha sido desenmascarar esta problemática y, "con mayor razón aún, su solucionática". Para él, no hay otra obligación del intelectual crítico más que esa, cuya práctica, además de ser saludable en sí misma, "es un artículo de primera necesidad en medio del empobrecimiento democrático que genera la fase actual en la historia del capitalismo".

Jurado del premio novela

Además de recibir el premio honorífico de ensayo "Ezequiel Martínez Estrada", el profesor Rojo fue invitado por la Casa de las Américas a participar como jurado del premio novela. En entrevista con un medio cubano, el director del Centro de Estudios Culturales Latinoamericanos, mencionó que su criterio para abordar las obras del concurso se basaba en "la riqueza de mundos que el discurso novelesco" le ofrece. Al académico no le interesa ver que los escritores entreguen una autobiografía en sus textos, ni menos que pequen de falsa modestia para construir el material de la novela en base a experiencias que ellos puedan considerar importantes o extraordinarias.

Una novela significativa, se vería entonces en la medida "en que el mundo creado es autónomo y rico; abundante en términos de experiencias vividas".

Por otra parte, al preguntarle sobre el estado actual del género, el académico reconoció que la "imagen está sustituyendo a la letra", lo que no significa que el libro vaya a desaparecer, ya que su lógica es única y la lectura lineal, a pesar de estar debilitada, no puede ser sustituida.

Cree que los poderosos narradores latinoamericanos de las décadas del '60 y '70 han desaparecido, "hoy no hay un García Márquez, un Julio Cortázar... Es una especie que no ha tenido sucesión. Tal vez con una excepción, que pudiera ser la de Roberto Bolaño". Por eso siente que la novela se ha visto debilitada y ligada, sin más remedio, a la ficción. Lo importante para él es "cuál es el tipo de relación que la literatura mantiene con lo real", ya que si aquel reflejo es entendido sólo como reproducción de la realidad, al decir del Profesor Grínor Rojo, estamos frente a una tontería.

Es por eso que recalca que "la literatura tiene la capacidad de iluminar lo real, no reproduciéndolo, sino a través de sus propios medios. Lo que la literatura hace es dar una vuelta indirecta, una vuelta sugerente, una vuelta alusiva de lo real... no es que la obra literaria no tenga nada que ver con lo real..., sino que tiene que ver de otra manera, que no es la de la reproducción. Es la alusión de lo real desde el universo estético".

Edición: Universia / RR

Fuente: Universidad de Chile
  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.