Friday :: 18 / 04 / 2014

Además REGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

¿Cómo elegir correctamente el protector solar?

Usar bloqueador solar es de suma importancia en esta época del año. Pero, ¿sabemos elegirlo correctamente? ¿Podemos diferenciarlo de un bronceador? ¿Cuáles son las recomendaciones? Son algunas de las inquietudes que aclara Carmen Sandoval Moraga, directora de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Andrés Bello.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

Carmen Sandoval Moraga

Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

El verano se acerca a pasos agigantados y la necesidad de cuidarse del sol es fundamental, especialmente en actividades al aire libre, en playas y piscinas.

Antes de tomar sol, hay que elegir el protector solar que más convenga para evitar quemaduras y un posible futuro cáncer a la piel.

Se debe considerar muchos factores, como “el tipo de piel, es decir, si es morena, clara, fina; el estado de ella (seca, grasa, con manchas, hipersensible); la edad de la piel (niño, adolescente, adulto o adulto mayor); el lugar donde frecuentará (playa, nieve, piscina o trabajo); hora donde se va a exponer (entre las 11 y las 16 horas es la más dañina); y afinidad del producto por la piel y el usuario (en aceite, gel o crema o loción), etc.”, explica la doctora Carmen Sandoval Moraga, directora de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Andrés Bello.

Cuidado con las diferencias

Muchas personas no saben de la diferencia entre un bloqueador solar, antisolar y un bronceador y cometen errores. “El bloqueador protector físico, como su nombre lo dice, no deja pasar la radiación solar, sino que la refleja. Es recomendado especialmente para niños mayores de seis meses y para pieles finas, sensibles y con manchas”, dice la Dra. Sandoval.

“El antisolar es un producto que protege químicamente la piel frente a la radiación solar. El grado de protección depende del número del Factor de protección y del tipo de piel. La protección es individual”, agrega.

“Mientras, el bronceador es un producto que colorea artificialmente la piel dando un color tostado. Su efecto es de poca duración”, dice la profesional.

Según especialistas, los bloqueadores o antisolares muy perfumados tienen más químicos, que pueden ocasionar irritaciones. “En general, los perfumes no se recomiendan en estos productos porque muchos de ellos pueden producir una reacción de hipersensibilidad frente a la radiación solar”, comenta la docente de la UNAB.

Recomendaciones

La químico farmacéutico da algunas recomendaciones para casos especiales como niños, tercera edad y embarazadas.

Niños: usar bloqueador físico, después de los seis meses, además debe protegerse con polera, gorro, etc.

Tercera edad: no es recomendable exponerse al sol, de lo contrario debe también usar bloqueador.

Embarazadas: usar protector solar de mayor factor de protección o bloqueador porque la piel se les mancha fácilmente.

El factor de protección solar

Sin duda que uno de los puntos que se considera con más ímpetu a la hora de elegir un bronceador, es el factor de protección solar (FPS), que indica la protección que da un bronceador o bloqueador solar.

El número expresa el factor que incrementa el tiempo que protege la piel sin quemarse. Se estima que una piel normal puede exponerse al sol sin peligro durante veinte minutos. Por lo tanto, un FPS 15 significa que se puede permanecer al sol 15 veces más.

Ningún factor protege en un 100% de la radiación ultra violeta:

• SPF 15: 93% protección
• SPF 30: 97% protección
• SPF 50: 98% protección
• SPF100: 99,2% protección

Edición: Universia / RR


Fuente: Mineduc





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad