Thursday :: 21 / 08 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

Primera consulta al ginecólogo: Hábitos de niña a mujer

Es normal que las adolescentes sientan temor o vergüenza ante su primera visita al ginecólogo. Sin embargo, es un momento que no se debe postergar ni descuidar, especialmente como una ayuda para la madre, ya que a veces no es capaz o evita conversar algunos detalles con su hija, dice la gineco-obstetra Lilian Carrasco, docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Lilian Carrasco

Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

Animarse a visitar al ginecólogo generalmente es todo un desafío emocional para las adolescentes, un momento de bastante estrés. Pero las jóvenes deben saber de la importancia que tiene este encuentro para su salud reproductiva y su paso a mujer.

Una de las preguntas frecuentes de las madres y niñas es cuándo es conveniente la primera consulta al ginecólogo. "Un hito importante en una adolescente es la primera menstruación, por lo que es bueno asistir a la ginecóloga antes de este momento para poder explicar el proceso que vivirá, pues a veces la madre no es capaz o le da vergüenza conversar algunos detalles con su hija, por lo cual una visita a la ginecóloga puede aliviar dudas y ansiedades en torno al tema", explica la doctora Lilian Carrasco, docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

“Otro momento importante para asistir a la ginecóloga es durante algunos meses después de la primera regla. Esta consulta sirve para crear lazos de confianza, aliviar dudas, y explicar procesos normales en el desarrollo”, agrega.

En general, se recomienda que las jóvenes adolescentes realicen su primera visita entre los 13 y 15 años.

En la consulta

“Estas visitas médicas son en general de tipo explicativas, donde no necesariamente se realiza un examen físico. Además, el haber asistido a un control le dará la tranquilidad y confianza a la adolescente de poder asistir en ocasiones posteriores”, subraya la gineco-obstetra.

Una vez que se decide ir a la consulta, lo primero que hará el o la especialista será preguntarle a la joven sobre sus dudas sobre la visita y su salud en general. También la interrogará acerca de sus antecedentes familiares y sobre algunas enfermedades que haya tenido, al igual que si la han intervenido quirúrgicamente, si fuma, hace ejercicio e, incluso, puede hacer preguntas sobre sus hábitos de alimentación.

También es común que en la primera consulta el especialista realice algunas preguntas sobre cuándo comenzó su menstruación, si es regular, es decir, si la regla es cada mes; cuándo inició su vida sexual activa (si es que la tiene) y cuál es su método de anticoncepción, entre otras.

Esta conversación dará pie para que se empiece a romper el hielo entre el o la doctora y la paciente. Como es la primera vez, es lógico que necesite conversar un poco para no sentirse incómoda o nerviosa y, de esta manera, se vayas preparando para cuando comience la revisión, en caso que la haya.

Anticonceptivos

Hoy, las adolescentes chilenas están asumiendo su sexualidad más tempranamente, por lo cual una de las razones de la primera visita a la ginecóloga es para comenzar a tomar pastillas anticonceptivas.

“Cuando se va a la consulta, puede ser porque la niña tenga algún problema ginecológico, entre ellos, los más frecuentes en las adolescentes son el dolor en relación a la regla (dismenorrea), leucorrea, hemorragia disfuncional, acne y, obviamente, el deseo de anticoncepción”, dice la doctora.

“Si el objetivo es evitar el embarazo, las pastillas han demostrado su seguridad en adolescentes. Siempre es preferible que la paciente sea evaluada por un profesional experto que provea de la anticoncepción más adecuada para ella", explica la docente de la UNAB.

La primera consulta al ginecólogo no debe postergarse, ya que la salud física y sexual de las adolescentes no puede esperar. Esta visita les ayuda a adoptar estilos de vida saludables y es una excelente oportunidad para detectar y tratar problemas tempranamente.

Edición: Universia / RR


Fuente: Mineduc





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad