Wednesday :: 30 / 07 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

Consejos para crear un ambiente laboral saludable

El sentir de un individuo se refleja en todos los aspectos de su vida, por esto un buen ambiente laboral, escenario donde las personas desarrollan gran parte del día, es esencial para alcanzar un equilibrio en lo que a calidad de vida se refiere, comenta Carla Bonatti, docente de la Facultad de Enfermería de la Universidad Andrés Bello.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Carla Bonatti

Revisa las actividades universitarias en la Agenda Universia

El entorno ejerce una particular influencia en el individuo y su bienestar; en este medio el hombre está expuesto a diversos agentes que pueden afectar su salud.

“Un lugar de trabajo saludable es aquel que promueve el bienestar personal, familiar y social de sus trabajadores a través del fomento de estilos de vida saludables (alimentación equilibrada, evitar el abuso del alcohol y el tabaco, ejercicio físico regular), tiene un ambiente laboral ergonómico que protege de riesgos físicos y sicológicos. Así la persona puede desarrollar sus actividades productivas- profesionales de manera más confortable”, explica Carla Bonatti, docente de la Facultad de Enfermería de la Universidad Andrés Bello.

“El estrés laboral es la reacción del cuerpo y de la mente ante situaciones que son percibidas por el individuo como amenazantes para su estabilidad. Cuando las situaciones que actúan como estresores son inherentes al ámbito laboral, hablamos de estrés ocupacional”, dice la enfermera.

“Desde fines de la década del ‘70, se han realizado miles de estudios e investigaciones sobre este problema en el ámbito laboral, lo cual respalda la necesidad de que cada vez sea tomado más en cuenta por los especialistas, porque pese a los esfuerzos realizados para lograr un conocimiento del alcance, repercusión y posibilidades de combatir el estrés negativo, este fenómeno ha aumentado su incidencia en la población trabajadora”, agrega.

Qué nos estresa

La docente detalla los principales estresores psicosociales en el trabajo que pueden dar lugar a desajustes:

• Sobrecarga cuantitativa: demasiado quehacer, presión de tiempo y flujo de trabajo repetitivo. Son las características típicas de la tecnología de producción en serie, del trabajo de oficina basado en la rutina y de trabajadores del servicio público.

• Insuficiente carga cualitativa: contenido demasiado limitado y monocorde, falta de creatividad o escasas oportunidades de interacción social.

• Conflicto de roles: la asignación de varios roles a la vez. Ser superior de unos y subordinado de otros al mismo tiempo.

• Falta de control sobre la situación personal: cuando otra persona es la que decide lo que hay que hacer, cuándo y cómo.

• Falta de apoyo social: ya sea en casa, por parte del jefe o de los compañeros de trabajo.

• Estresores físicos: pueden influir en el trabajador tanto física como psíquicamente.

Recomendaciones

Para crear un ambiente laboral saludable, hay que promover en los lugares de trabajo la adopción de políticas favorables a la salud como:

• Incorporar estrategias de fomento de una alimentación saludable.

• Incluir en la jornada laboral la ergonomía y actividad física.

• Participar en el programa ambiente libre de humo de tabaco.

• Creación de programas preventivos en salud ocupacional. Ej.: estrés laboral.

• Potenciar el desarrollo de actividades artísticas recreativas y sociabilidad.

• Creación de programas que favorezcan la interrelación en el ambiente laboral como tiempo compartido y de descanso planificado.

“Estas acciones impactarán a largo plazo la tasa de morbilidad y mortalidad asociada a enfermedades cardiovasculares, salud mental, cáncer y accidentes, así como en la prevalencia de sus factores de riesgo y condicionantes”, concluye la especialista.

Edición: Universia / RR


Fuente: Mineduc





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad