Sunday :: 20 / 04 / 2014

Además REGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

Qué hacer cuando nos entra a los ojos algo que no debe

¿Cuántas veces hemos sentido cómo el polvo molesta en nuestros ojos, lo desagradable que es sentir a un insecto chocar con nuestros ojos o escuchar a niños quejarse porque algo les molesta en su visual? Son esos cuerpos extraños que al rozar la córnea producen dolor y es una urgencia oftalmológica, que entre más se demore la consulta, generará mayores complicaciones visuales para el paciente, según explica Dalibor Razmilic Bonilla, Tecnólogo Médico de la Universidad Andrés Bello.


Imprimir Imprimir Enviar a un amigo Enviar PDF PDF Traducir Traducir

Muchas veces, tener un cuerpo extraño en el ojo tiende a subestimarse, pero puede convertirse en un problema grave, si no se trata a tiempo y adecuadamente. “El cuerpo extraño es una entidad de urgencia oftalmológica, que normalmente resuelve el médico oftalmólogo; no obstante como tecnólogos médicos de oftalmología, insertos en la atención primaria, tenemos un rol inicial de observación y de efectuar los primeros auxilios en un paciente que presente estas características”, explica Dalibor Razmilic, docente de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Andrés Bello.

“Los cuerpos extraños más frecuentes son los externos, que se ubican en la cornea, conjuntiva, etc., pero también están los Intraoculares (CEIO), los cuales pueden alojarse en cualquier parte interna del globo ocular, retina, cristalino, humor vitreo, cavidad orbitaria, etc.”, agrega.

Los que molestan

Los elementos invasores de los ojos más comunes son los cuerpos extraños vegetales o minerales como arena, carboncillos, pedazos de metal (el esmeril), esto a nivel externo; en forma interna se encuentran los perdigones, metales impactados a alta velocidad, pedazos de vidrio en accidentes automovilísticos, etc.

Pero, ¿cómo nos damos cuenta de que tenemos un cuerpo extraño? Según Razmilic, "los síntomas son el dolor, que se produce cuando la partícula o elemento roza la cornea, ya que esta es la parte más sensible del cuerpo humano (zona de mayor ramificaciones nerviosas por milimetro cuadrado); la fotofobia, por la misma situación; y el ojo rojo".

Diagnóstico

Básicamente, el diagnóstico se realiza con la anamnesis y el relato por parte del paciente de haber sufrido la caída de un cuerpo extraño en su ojo. “Luego se efectúa la observación en clínica con Lámpara de Hendidura o Biomicroscopio, en caso de realizarse en algún lugar donde se efectúa atención primaria se hace con una linterna u oftalmoscopio”, subraya el docente de la UNAB.

“El cuerpo extraño es una urgencia oftalmológica. Entre más se demore la consulta, más complicaciones visuales se pueden generar al paciente; ahora como cualquier sustancia que cae al ojo, produce inmediatamente dolor, por lo cual el paciente consulta en forma rápida”, dice Razmilic.

Respecto del tratamiento, el tecnólogo médico aclara: “En nuestro caso, es observar y, por medios inocuos, tratar de remover dicho cuerpo, con agua, cotonito o lavado palpebral. A nivel del oftalmólogo hay una extracción con lanzeta especial para sacar el cuerpo extraño. Si este último es un CEIO (en los intraoculares), debe proceder al método quirúrgico lo más rápido posible”.

Si no hay una atención oportuna y dependiendo si el cuerpo extraño que invade el ojo es externo puede provocar una ulcera corneal, disminución de la visión, entre otras patologías. Si es interno, generará catarata, desprendimiento de retina u otros.

Cuerpos extraños más comunes en la conjuntiva:

Polvo
Tierra
Lentes de contacto
Arena
Cosméticos

Cuerpos extraños más comunes en la córnea:

Pedacitos de metal
Objetos oxidados

Edición: Universia / RR


Fuente: Mineduc





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad