Wednesday :: 17 / 09 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

¿Cómo ayuda la música al desarrollo cerebral de los niños?

El sonido e incluso la voz materna pueden ser un gran estímulo para que los menores en su primera infancia tengan un óptimo desarrollo cerebral. Cómo utilizarlo y su importancia, son algunas de las claves que entregará Egidio Contreras, en el seminario Potenciación Creativa a Través de la Música, que se realizará el próximo 19 de junio en la Universidad Andrés Bello.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

La neurociencia ha demostrado que la práctica sistemática de la música desarrolla las áreas cerebrales encargadas del lenguaje y favorece la eficiencia y automatización de los aprendizajes.

Egidio Contreras, profesor de Música, magíster en Educación y docente del Magíster en Educación Inicial de 0 a 3 años Mención Método Montessori, de la Universidad Andrés Bello, explica que los estudios actuales tienden a coincidir en que la música supone un estímulo de alto impacto constructivo en el desarrollo del cerebro del niño, sobre todo cuando se emplea sistemáticamente, de manera frecuente e intencionada. “Pero antes que la música, lo hace el sonido. Los primeros estímulos sensoriales que recibimos suelen ser sonoros, dado que el oído es el primer órgano sensorial funcionalmente maduro, incluso antes de nacer. De hecho, hoy se investiga incluso la influencia que supone la voz de la madre en el desarrollo del lenguaje del niño. Por otro lado, también conocemos antecedentes acerca de la influencia de la música en el desarrollo de habilidades de cálculo y otras habilidades espaciales”, enfatiza el docente.

Egidio Contreras, quien impartirá el seminario Potenciación Creativa a Través de la Música, que se realizará el próximo 19 de junio en el Campus Casona de Las Condes de la Universidad Andrés Bello, agrega que un óptimo desarrollo cerebral depende de la cantidad y calidad de estímulos que rodean el entorno de un niño, sobre todo en su temprana infancia. “La cantidad está asociada a la repetición de un determinado estímulo en el tiempo, mientras que la calidad, guarda relación con la carga afectiva que subyace en ese estímulo. Esto nos lleva a señalar que la música puede llegar a constituirse en un poderoso agente educativo, tendiente a favorecer la manifestación más rápida de conductas o la modificación de otras”.

Sin embargo, este beneficio no depende únicamente del tipo de música que se emplee. Según el especialista también es importante la forma en que el cerebro del niño procesa los estímulos sonoros; por lo tanto, es necesario contar con herramientas tendientes a “preparar” el cerebro y el oído para que la música suponga un efecto más prolongado y concreto.

Cómo utilizar la música

Reconociendo en la música un recurso pedagógico que trasciende su función puramente estética o de esparcimiento, es necesario garantizar una serie de criterios previos o coordenadas de acción.

Para empezar, la típica pregunta ¿Qué música empleo para estimular a los niños? no es la prioritaria al momento de iniciar un proceso de intervención pedagógica o terapéutica.

Según el especialista, ante todo es necesario precisar con claridad ¿Qué es lo que se quiere lograr? Luego de formular el Aprendizaje Esperado, se escoge la música o estilo musical más apropiado. Así, por ejemplo, si la conducta que se busca lograr guarda relación, por ejemplo, con una dimensión cognitiva o una mejor concentración en el aula, se pueden privilegiar músicas cuyas melodías sean ejecutadas con instrumentos de cuerdas, como los violines, cuyos estímulos sonoros llegan mejor a determinados niveles de la corteza cerebral cerebrales. “En cambio la percusión se reparte mejor en el resto del cuerpo del niño, por lo que es más indicada para el desarrollo de habilidades motrices gruesas. Por otro lado, es importante reconocer el tipo de estructura u organización interna de la música a escoger. Si deseamos potenciar la manifestación de habilidades asociadas al lenguaje o al cálculo, podemos encontrar en la música clásica un poderoso aliado pedagógico. La música clásica es un lenguaje sonoro altamente organizado, como la de Mozart por ejemplo, que presenta estímulos sonoros contrastantes en perfecto equilibrio”, dice Contreras.

Otra de las pautas que entrega Egidio Contreras es que cuando el niño entrena su oído para escuchar la música clásica atentamente, puede llegar a comprender su estructura y organización interna (que obviamente es más compleja que la de muchos estilos más modernos), entrenamiento que lo faculta para percibir los estímulos del entorno de manera también más organizada; como por ejemplo, las instrucciones que imparte el profesor en el aula.

“Un oído entrenado en el arte de escuchar concentradamente favorece además el desarrollo de habilidades de retención, memoria y comprensión por parte del niño. Lo anterior tiene un impacto notable no sólo en el logro de una oportuna educación emocional, sino que además, en la adquisición de habilidades cognitivas asociadas directamente con funciones de lectoescritura y cálculo. Finalmente, consideraciones acerca de cuándo emplear la música, por cuanto tiempo y en qué modalidad, son esenciales a la hora de decidir un proceso de estimulación del aprendizaje”, concluye Egidio Contreras.

El seminario Potenciación Creativa a Través de la Música, se realizará el próximo jueves 19 de junio en el Campus Casona de Las Condes de la Universidad Andrés Bello, Fernández Concha 700 (Av. Las Condes altura 13.350). Más informaciones al 6618735 o al e-mail gpaiva@unab.cl.

Edición: Universia / RR


Fuente: Mineduc





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad