Noticias

Música independiente en Chile: Bienvenida realidad

      
Por: Rodrigo Ruiz

Hacia mediados de la década pasada, la industria musical local gozaba de buena salud. Sin embargo, problemas económicos que siguen sin solución, originados principalmente por la piratería, comenzaron a marcar números rojos en los dividendos de los sellos multinacionales.

Ante esta realidad, poco a poco, los músicos nacionales vieron cómo sus proyectos eran rechazados una y otra vez por las grandes empresas discográficas que manejaban el mercado musical. La mayoría de las bandas tuvo que optar por un camino independiente, que les permitiera mantenerse activos musicalmente o, de otra forma, el paso obligado para ellos habría sido dejar de lado sus sueños, para dedicarse a otra cosa.

No fueron pocos los que eligieron desertar, pero otro tanto decidió echar mano a sus bolsillos para crear sellos independientes, que dieran cabida a los proyectos emergentes que necesitaban un espacio.

Pionero en este tema fue el grupo Fiskales Ad-Hok, que luego de tener una, no muy buena, experiencia con el sello BMG creó el sello CFA (Corporación Fonográfica Autónoma). “Era súper complicado, porque había que juntar mucha plata para hacer un disco. Fue una idea que llevamos adelante con otras bandas amigas, con las que sentimos que era bueno hacer un esfuerzo, como en el extranjero, para grabar de forma independiente, aunque fuera más costoso, pero iba a ser mucho más sano para la creación musical”, advierte Álvaro España, vocalista de la banda.

En el mismo sentido, Alejandro Gómez del grupo Guiso, formó junto a su hermano, Álvaro, el sello AlgoRecords, en diciembre de 2000. Alejandro cuenta que siempre tuvieron la idea de editar a otros grupos, “veíamos bandas nuevas que salían en la tele y decíamos: ¡Ohh, sería bacán poder grabarlas! Teníamos pequeñas nociones”, pero no fue hasta que empezaron a tocar con el grupo Guiso, que decidieron crear el sello.

“Guiso fue la banda que nos sirvió para experimentar cómo organizarnos mejor en las distintas funciones que puedes tener en un casa discográfica”, cuenta.

Además de estos dos proyectos, en este momento la escena independiente cuenta con más de 15 sellos, que están dando tribuna a las propuestas musicales emergentes del país, y aunque Álvaro España tenga una opinión escéptica en cuanto al futuro de la escena, “nosotros hemos hecho todo en el día a día. Ojalá nuestro sello se mantenga parado y podamos seguir grabando”, de acuerdo al evidente crecimiento de la escena, éste se está transformando en una realidad.

A diferencia de España, Alejandro Gómez confía en un futuro prometedor. “Creo que así como están las cosas, los medios que hacen vista gorda a bandas nuevas, tarde o temprano abrirán sus puertas a toda esta movida, porque es muy sincera y tiene mucho peso", concluye.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.