Wednesday :: 30 / 07 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia

Universidad Austral inicia excavaciones para importante estudio paleontológico

Trabajos se desarrollan en un sitio baldío en medio de un barrio residencial de la ciudad de Osorno (sector Pilauco Bajo) en el que hace dos décadas se hallaron restos de una especie de gonfoterio pariente, entre otros, del mastodonte, con una data superi


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

El viernes 19 de octubre se protocolizó la firma del acta que dará inicio a los trabajos de investigación del proyecto que la Universidad Austral de Chile se adjudicó -por licitación pública- al FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional), para llevar a cabo una investigación paleontológica en el sitio de Pilauco Bajo, Osorno, donde trabajadores de una conocida constructora encontraron restos parcialmente fosilizados de una especie que, según la bibliografía científica, se conoce como Gonfoterio (Gomphotheriidae).

El proyecto asciende a 25 millones de pesos que permitirán estudiar a este especie pariente de elefantes, mamuts y mastodontes y que habitó la zona hace más de doce mil años.

La firma se llevó a efecto en la Sala Prehistoria del Museo Histórico Municipal de Osorno, ubicado en pleno centro de esa ciudad, y en ella participaron Gerardo Rosas, alcalde (s) de Osorno; el Dr. Mario Pino, investigador de la Universidad Austral de Chile y director del proyecto; Claudio Donoso, jefe de la unidad de estudios y proyectos de la Secretaría de Planificación (SECPLAN); Jorge Tejeda, director de Desarrollo Comunitario; y Gabriel Peralta jefe del Departamento de Museo y conservador del Museo Municipal de Osorno.

En la oportunidad el alcalde (s) coincidió con los demás funcionarios municipales en el sentido de destacar la alta calidad técnica del proyecto presentado por los investigadores de la UACh, al tiempo que auguró el mayor de los éxitos a esta gran campaña que -dijo- sin duda, tendrá un importante efecto cultural, educacional y turístico para la comuna y la región.

A su turno, el Dr. Mario Pino Quivira destacó la importancia que para la Universidad Austral de Chile reviste el desarrollas proyectos de investigación de esta envergadura en la región.

Profesor titular del Instituto de Geociencias de la Universidad Austral de Chile y director del Núcleo Milenio FORECOS de la ICM, el Dr. Pino es conocido nacional e internacionalmente por su participación en los estudios realizados en el sitio arqueológico de Monte Verde (cercano a Puerto Montt), en el que se ubican los vestigios del primer poblamiento humano de América.

En la oportunidad y ante la asistencia de la prensa osornina, el investigador dio cuenta del hallazgo que hoy convoca los esfuerzos del Gobierno Regional, la Municipalidad de Osorno y la Universidad Austral de Chile.

El hallazgo -explicó- se registró en el año 1986, durante los movimientos de tierra para levantar la población Los Notros (Pilauco Bajo, Osorno). Los huesos que ahí se encontraron corresponden a fragmentos de cuello, mandíbula (con un largo de 63,4 cm), y húmero (con un largo de 67 cm), y tres vértebras de Gonfoterio, piezas que se encuentran bajo resguardo del Museo Histórico Municipal de Osorno, además de un fragmento de caballo americano. El análisis radiocarbónico de los restos arrojó una data superior a los 12.500 años antes del presente, en el Pleistoceno Superior, finalizando la última glaciación.

Pino destacó una vez más el criterio utilizado por la empresa constructora de no seguir construyendo sobre el sitio del hallazgo, lo cual -dijo- "permite que hoy estemos aquí ante un verdadero puzzle de la paleontología regional en el sur de Chile".

Igualmente dio cuenta de la valiosa participación de dos jóvenes Licenciados en Ciencias, recién titulados de la UACh: Izaat Montero y Omar Recabarren. Ambos estuvieron presente en la ceremonia y fueron quienes han analizado acuciosamente las piezas encontradas hace dos décadas lo que dio origen a dos interesantes tesis de Licenciatura en Ciencias Biológicas, una relacionada con las partes blandas del animal (restos de piel o trazas de músculo) y otra a cargo de Omar Recabarren, quien realizó un completo análisis de restos óseos de gonfoterios en un área territorial comprendida entre Máfil por el norte y Castro por el sur.

Ambos Licenciados más un grupo de profesionales de diferentes áreas, incluyendo a la ex -alumnas de la UACh Dra. Karen Moreno (paleontóloga) y Mg. Ximena Navarro (arqueóloga), así como la Mg. Paola Lagos, especialista en documentales científicos, serán los encargados de desentrañar el secreto que la tierra ha sabido guardar por tantos miles de años.

Según el cronograma, las excavaciones se iniciarán a mediados de noviembre próximo y se extenderán por aproximadamente un mes. Se trabajará sobre una cuadrícula se 5x5 m, que es aproximadamente el tamaño de un animal de este tipo.

"Sólo esperamos que el azar haya dejado la mayor parte del animal bajo tierra porque ésa es una de las dudas que tenemos, es decir, cuánto del animal vamos a encontrar".

Excavaciones Online

"Si está el animal completo -continúa el investigador-, será tan impactante que el proyecto contempla -gracias al apoyo de Telefónica del Sur- la instalación de una cámara web cenital que permitirá hacer una transmisión en vivo y a tiempo real de la excavación. La señal será transmitida en un sitio web que será levantado próximamente antes de que se inicien los trabajos en el lugar".

El inédito proyecto (no se conoce otra excavación de mastodonte que se haya transmitido online), sin duda causará gran interés a nivel general, entre escolares y a nivel de la propia comunidad científica, ya que el diseño contemplará incluso la posibilidad de interactuar con los investigadores.

Esto podrá generar informes diarios del estado de avance del proyecto. Además ya se tiene contemplada la repartición de folletería explicativa especialmente dirigida a escolares, comunidades rurales, médicos veterinarios y carabineros, con el fin de que se conozca que hacer en el caso de un descubrimiento fortuito de restos paleontológicos.

Adicionalmente, el Dr. Pino destacó que uno de los aspectos más trascendentales del estudio es que a través de la paleontología se puede transmitir mucho conocimiento a niños y jóvenes. "No se trata de querer convertir a todos los niños en paleontólogos, pero como la paleontología atrae a los niños hacia la ciencia, uno puede enseñar ciencia de una manera muy entretenida y contribuir a formar futuros científicos en diferentes áreas".

Es por ello que el proyecto incluirá además la organización de visitas de grupos de estudiantes de establecimientos educacionales de la región y de otras partes del país que estén interesados y para lo cual deberán inscribirse previamente.

Además documentalistas de la UACh se preocuparán de hacer un completo registro audiovisual que quedará como material para la posteridad.

Edición: Universia / JM


Fuente: Universidad de Chile





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad