Tuesday :: 21 / 10 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : Especialistas del Hospital Universidad de Chile dan recomendaciones

¿Cuándo debo llevar a los niños al médico?

Estos días post lluvia, cuando el frío se hace presente, las enfermedades respiratorias aparecen atacando especialmente a los niños.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Si el niño presenta fiebre y mucosidad nasal, la pregunta de ¿cuándo llevarlo al médico? deben habérsela hecho en más de una ocasión. La doctora Pilar Fernández, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universidad de Chile recomienda que los padres deben ir viendo cómo va dando este estado. Si la fiebre baja y el cuadro respiratorio va en aumento deben acudir al servicio de salud más cercano. “Los padres deben consultar cuando el cuadro va progresando, no cuando va empezando y se presenta como una enfermedad leve”.

Llevarlos antes puede ser contraproducente ya que, “sacarlos al frío, exponerlos a la contaminación y a los virus son factores contribuyentes del cuadro respiratorio”, afirma la pediatra.

El momento exacto de cuándo llevarlos depende de la edad de los niños. “Los que presentan más problemas con las enfermedades respiratorias son los lactantes menores de 6 meses. En estos casos si el niño tiene fiebre, tos y se le hunden las costillas para respirar o aletea su nariz, tienen que recurrir inmediatamente a un servicio de emergencia para ver si presenta compromiso pulmonar”, asegura la doctora Pilar Fernández.

Dentro de estos lactantes tenemos otra población de riesgo a los cuales hay que atender prontamente “los niños prematuros, los que presentan alteraciones en sus defensas, los menores que tienen alguna patología crónica respiratoria previa o sufren de alguna enfermedad que se descompensan con estas infecciones”.

Enfermedades respiratorias

Las infecciones respiratorias son causadas por agentes vivos, microorganismos que en su mayoría son virus. Existen factores que favorecen la infección por estos agentes y que son agresores de la vía respiratoria, como son la contaminación intradomiciliaria y externa, sobreabrigar a los menores y el hacinamiento.

La transmisión de virus se produce a través de las secreciones respiratorias que en forma de gotitas son expulsadas con la tos y estornudos, siendo aspirados por los niños. También se transmiten por las secreciones que quedan en las manos y en algunas superficies tales como los juguetes.

Consejos para proteger a los niños

- Tener a los niños con los controles médicos al día, con todas sus vacunas.

- Una nutrición adecuada es importante, porque los menores mal alimentados son más susceptibles a manifestar cuadros graves de enfermedades respiratorias.

- Evitar cambios bruscos de temperatura.

- Evitar salir a lugares públicos con mucha cantidad de gente, donde hay hacinamiento, sobretodo en épocas de frío. La contaminación atmosférica también favorece el daño que puedan provocar los virus, en caso de estar presentes.

- Es de suma importancia evitar la contaminación intradomiciliaria: fumar en la casa convierte a nuestros hijos en fumadores pasivos. El humo de cigarrillo constituye una agresión directa sobre las vías respiratorias, provocando una leve inflamación, parálisis de los cilios, y las defensas que responden menos. Si hay un virus, este va a tener más probabilidades de provocar una infección.
- La calefacción debe ser lo más limpia posible. La eléctrica es la más limpia, todo lo que sea con fuego es más dañino, especialmente con combustión de parafina y leña.

- Es importante mantener asoleada y ventilada la casa, al renovar el aire se eliminan los virus depositados en las superficies inanimadas y la luz solar es capaz de destruir una gran cantidad de gérmenes.

- Por último, hay que tener mucho cuidado con la automedicación. Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus. Los medicamentos usados para el resfrío son principalmente de tipo sintomático.

- Ante cualquier síntoma de sospecha de una enfermedad respiratoria no dude en consultar con el pediatra para ver el mejor tratamiento de acuerdo a la patología respiratoria que el niño presente. 

Edición: Universia / ML


Fuente:  Explora Conicyt / CES / JM





RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad