Noticias

7 hábitos que te impiden ascender en el trabajo

      
Aunque no lo creas puede que estés cometiendo algunos errores que te están impidiendo ascender
Aunque no lo creas puede que estés cometiendo algunos errores que te están impidiendo ascender
  • En ocasiones hay pequeños detalles que nos pasan desapercibidos pero que pueden resultar errores graves para los jefes.
  • Si quieres un ascenso será mejor que cuides muy bien lo que haces en tu día a día en la empresa.
  • No siempre son los demás los culpables, analiza tu comportamiento antes de quejarte.

Estás enfadado. De hecho, estás muy enfadado. Sientes que deslomas en la empresa, que no paras de trabajar para sacar tus tareas a diario pero aún así no obtienes ninguna clase de reconocimiento. Ninguna palmadita en la espalda, ningún aumento de sueldo ni tampoco un ascenso. ¿Cómo pueden estar tan ciegos? ¿Es que no saben valorar a un buen trabajador?

Nosotros te recomendamos que detengas ese bucle de pensamientos cuanto antes. No decimos que no trabajes mucho y que quizás no te merezcas ese aumento o ascenso, ¿pero estás siendo autocrítico? En algunas ocasiones tendemos a perder la perspectiva, sobre todo cuando es algo que nos afecta tan directamente como puede ser el trabajo. Precisamente para asegurarte obtener esa promoción que tanto esperas lo mejor es analizar tu propio comportamiento.

¿Quieres encontrar la oferta perfecta?

Ingresa tu CV

¿Estás seguro de que todo lo que haces es en beneficio de la empresa? ¿O tal vez te parece que haces mucho pero en realidad no es tanto tu esfuerzo? Quizás el problema está en algún pequeño hábito, alguno en el que quizás ni has reparado, pero del que tus jefes se han dado cuenta. ¿No crees? Por si ese es tu caso nosotros podemos decirte algunos malos hábitos que podrían estar evitando que consigas ese ascenso.

1. Haces lo mismo todos los días

Seguro que estás pensando "¡Pero si mi trabajo siempre es el mismo!", pero precisamente ese es el problema. Si quieres un cambio tendrás que provocarlo tú, y eso significa que tendrás que empezar a tener algo más de iniciativa. Trata de incorporarte a proyectos fuera de tus tareas habituales. Si lo que quieres es un cambio tendrás que invertir algunas horas más en ser un trabajador proactivo.

2. No entiendes de qué va el negocio

¿Sabes realmente cómo funciona tu compañía? ¿A qué se dedica al completo? Quizás estés tan centrado en tu departamento que no sepas qué hay más allá. Si quieres ascender tendrás que comprender cómo funciona la globalidad de la empresa y cuáles son sus objetivos para entenderla por completo.

3. Siempre llegas tarde

Aunque sea solo unos minutos, si a diario te retrasas en la llegada a tu trabajo puede que eso disuada a tus jefes de promocionarte de cualquier manera. No importa si es una reunión con un cliente, con tu jefe o con un colega. No llegues tarde, es una falta de educación y sería muy triste que tu trabajo no se viera reconocido por algo con tan fácil solución.

4. No eres claro comunicándote

¿Tus compañeros te preguntan a menudo qué querías decir en aquel email? ¿Tus jefes necesitan que les especifiques a qué te refieres con algunas de tus frases? Ser claro es muy importante. No solo puedes tener algún problema si se malinterpreta lo que comunicas, sino que además cuanto más hábil seas en tu comunicación más fácil será que te tengan en cuenta para un ascenso.

5. Estás estancado

Sí, admítelo, estás estancado. No has aprendido nada nuevo desde que entraste a la empresa. No tienes iniciativa ni buscas aprender nada nuevo, ni siquiera por curiosidad. ¿Cómo pretendes que se planteen ascenderte así? Ya te lo hemos dicho, las empresas quieren trabajadores proactivos y si de verdad quieres subir en el escalafón tendrás que poner especial empeño en mejorar tus habilidades. No importa si es dentro o fuera de la empresa, lo importante es que seas alguien dinámico.

6. Nunca pides ayuda

Puede que este sea el error más común de todos. Y es que a veces nos es demasiado fácil dejarnos llevar por nuestro orgullo. No vuelvas a hacerlo si quieres ascender. A un buen profesional se le reconoce por sus éxitos y su saber hacer, pero nadie nace sabiendo hacer todo. Tus compañeros y tus jefes valorarán mucho que pidas su ayuda si en algún momento no puedes con algo o no entiendes qué necesitan que hagas.

7. Mucho trabajar y poco jugar hacen de ti un chico aburrido

Tal y como decía Jack Nicholson en El Resplandor puedes ser muy aburrido si solo te centras en trabajar. Por supuesto que si quieres ascender tienes que dar lo mejor de ti, pero tampoco puedes desgastarte en el proceso. Puedes permitirte tener vida privada y vida social, creénos. A tus jefes les gustará ver que eres algo más que un esclavo del trabajo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.