Noticias

Consejos para aprender a negociar y progresar en el trabajo

      
Conoce las claves para una buena negociación
Conoce las claves para una buena negociación
  • No hace falta tener un don natural para negociar, todo es cuestión de práctica.
  • Saber negociar es además una de las habilidades más valoradas por las empresas a la hora de contratar personal.
  • Una negociación no implica una confrontación, sino un diálogo.

Seguro que más de una vez has pensado en negociar algo en tu puesto de empleo o a la hora de conseguir trabajo como algo intimidante. Quizás sea porque hasta el momento no se ha presentado la ocasión para ti pero te aseguro que no es algo tan difícil como puede parecerte. ¿Crees que no sabes hacerlo? Quizás unos cuantos consejos te puedan ayudar.

Antes de empezar

Como en cualquier otro aspecto del mundo laboral una buena preparación es algo esencial. Estudia bien la propuesta que quieres hacer o el tema sobre el que quieres tratar para poder enfrentarte a cualquier duda que se plantee. Además, identificar los puntos fuertes y débiles de tu interlocutor puede ayudarte a anticipar su posible respuesta a la cuestión que planteas.

Sé claro

Expón desde un principio el objetivo que quieres conseguir. Hablar claro es algo muy valorado y no quiere decir que debas ser intransigente y negarte a cualquier otra opción que puedan ofrecerte. Además el plantear alternativas a tu demanda inicial en las que ambas partes seáis beneficiadas puede aportarte mucho más a posteriori.

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Escucha a la otra parte

Ceder no es malo. Y es que, si la negociación es un diálogo, necesitas conocer cuál es la postura de la otra parte acerca de lo que estás planteando. Algo que puede ser de gran ayuda es hacer una lista de cosas a las que puedes renunciar para conseguir tu objetivo. Presentar este tipo de opciones hace más sencillo encontrar puntos en común durante la negociación.

Establece tus límites

Saber hasta dónde puedes llegar es casi tan importante como saber ceder y hablar claro. El que tengas claros tus límites desde el inicio de la negociación te ayudará a establecer el espacio para negociar. Saber decir que no también es algo positivo.

Tómate tu tiempo

Las negociaciones no siempre son rápidas. En ocasiones es posible encontrarse con negativas, pero eso no quiere decir que sea un fracaso sino que se necesita más tiempo para alcanzar un acuerdo.

Deja las emociones al margen

Aunque en una negociación estés defendiendo tu interés personal debes evitar que tus emociones influyan en el proceso. Dejarte llevar por ellas en un momento crucial puede hacer que te desvíes de tu objetivo.

Ni vencedores ni vencidos

Una negociación exitosa no es aquella en la que consigues todos tus objetivos al primer intento. Tu negociación habrá sido un éxito si al conseguir tu objetivo has conseguido también que la otra parte se beneficie de ello.

Como puedes ver aprender a negociar en tu lugar de trabajo puede ayudar a que tu experiencia en el mundo laboral sea mucho mejor. Con una buena preparación y práctica podrás enfrentarte a todas las negociaciones que puedan hacer mejorar tu situación como trabajador.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.