Noticias

¿Hablar de horario en una primera entrevista de trabajo?

      
La entrevista debe ser un espacio en el que puedas informarte mejor de los detalles del empleo.
La entrevista debe ser un espacio en el que puedas informarte mejor de los detalles del empleo.  |  Fuente: Shutterstock
  • ¿Me quito la duda para obtener la información que necesito o me la guardo para dar una buena primera impresión?
  • La pregunta por el horario es considerada como una de las más sensibles en una entrevista.
  • El trabajador debe conocer la cantidad de horas que dedicará a la empresa para saber si es capaz de hacerlo y al mismo tiempo evitar abusos por parte de la compañía.

El objetivo de una entrevista laboral es que el reclutador pueda determinar con mayor exactitud si el candidato postulado a la oferta es o no apto para el puesto que ofrece; y al mismo tiempo, que el candidato pueda acceder a más información del cargo antes de confirmar o descartar la oferta. No es un momento de tortura ni una mera formalidad, es un intercambio de información verbal y no verbal imprescindible para cerrar o no un contrato.

El problema es que, al parecer, el momento planeado para preguntar todo lo que la empresa no especificó en el anuncio o el reclutador no ha mencionado, no es tan transparente como parece. En los hechos, existen algunas preguntas tabú que no se recomienda hacer en este momento. Una de ellas es la del horario de trabajo

.

¿Por qué es necesario definir un horario de trabajo?

Las empresas funcionan a partir de determinada hora del día, y cesan sus actividades (o no) unas horas más tarde.

El trabajador debe conocer el horario que maneja la empresa para saber si puede adaptar su rutina a este, de eso no hay duda. Pero fundamentalmente, el trabajador debe saber a cuántas horas exactas corresponde su jornada laboral para analizar si el trabajo que le solicitan y la remuneración que le ofrecen son adecuadas a este período de tiempo.

Muchas empresas se basan en la idea, de que el trabajo debe hacerse, sin analizar si el tiempo disponible es realmente suficiente para cumplir las tareas en óptimas condiciones. Otras tantas consideran que las horas extra aportan un valor extra al trabajo realizado, y por lo tanto “prefieren” a los empleados que no tienen horarios de entrada y salida firmes, sino que pueden extender su jornada de acuerdo a las necesidades de la compañía.

Ninguno de los extremos es positivo, tanto para el trabajador como para la empresa. Pasar exactamente la cantidad de tiempo acordada en el contrato en la oficina, y salir de ella apenas la aguja del reloj llega al número correcto no es sano.

Permanecer en la oficina sin un horario de finalización tampoco lo es, pues a fin de cuentas un trabajador debe ser capaz de realizar las tareas asignadas en el tiempo indicado para ellas; si no lo logra, no es capaz de hacer correctamente su trabajo o debe aprender a gestionar mejor su tiempo, pero convertirse en un empleado disponible 24/7 no es el camino para lograrlo.

Trabajar para una empresa que no valore la conciliación familiar, es algo a evitar. Conciliar es ser feliz, y un empleado feliz, es un empleado más productivo. Busca esa felicidad y busca a una empresa que tenga la misma filosofía.

¿Preguntar o no preguntar?

La mayoría de los expertos en entrevistas laborales, indican que consultar sobre la remuneración o el horario a cumplir en la primera entrevista es, en cierta forma, algo apresurado. De hecho, algunos reclutadores esperan escuchar alguna de estas preguntas para descartar a los candidatos.

Lo cierto es que, si nos basamos en el objetivo de la entrevista, brindar información a las dos partes es la prioridad, para que ambas puedan analizar si continúan apostando a esa posible relación de trabajo o toman otros caminos. Por lo tanto, no deberían existir preguntas incómodas o no recomendadas. Pero la realidad de las entrevistas no es tan lógica.

En conclusión, el trabajador necesita conocer información que la empresa considera como sensible o poco agradable de compartir en una primera entrevista… ¿Cómo se soluciona? Cambiando las formas.

En lugar de simplemente preguntar de cuánto es la jornada de trabajo, presenta los hechos como realmente son: no quieres saberlo para analizar si podrás volver a casa a tiempo para ver tu novela favorita; necesitas saberlo para confirmarle a la propia empresa que eres capaz de cumplir las tareas asignadas en el tiempo de trabajo que ellos disponen como necesario u óptimo, y al mismo tiempo, para analizar si la remuneración que te ofrecen es acorde para las tareas a realizar y la jornada asignada.

Así que a fin de cuentas sí.¿Habla de horario en la primera entrevista de trabajo.

Plantéalo como una necesidad, como algo que debes saber antes de dar una respuesta a la empresa o de pensar en continuar con el proceso de selección. De este modo evitarás que el reclutador no tendrá oportunidades de agregar segundas intenciones o pensamientos ocultos a tu pregunta, y tú podrás salir de ahí con la información necesaria para decidir sobre tu futuro.

Conoce las 50 preguntas más comunes de las entrevistas

Más info


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.