Noticias

5 pasos para evaluar tu desempeño laboral

           Autor: Agustina Ciancio
5 pasos para evaluar tu desempeño laboral
5 pasos para evaluar tu desempeño laboral  |  Fuente: Shutterstock

Aunque las compañías suelen realizar evaluaciones para sus empleados una o dos veces al año, es importante que realices un seguimiento de tus tareas para estar preparado cuando llegue la instancia formal. A continuación, te explicamos cómo evaluar tu desempeño laboral en sencillos pasos que puedes aplicar desde ahora.

1. Seleccionar un periodo

Comienza tomando un papel y lápiz o abriendo una hoja de cálculo en la computadora que te ayude con la organización. Seguidamente, delimita el periodo que abarcará la autoevaluación, cuyos resultados serán óptimos si las realizas cada tres meses aproximadamente con la finalidad de obtener ventaja analítica en la evaluación de tu empresa. Los periodos breves permiten focalizarse en aspectos que de otra forma hubieran pasado desapercibidos, resaltando cada una de las pequeñas metas cumplidas.  

2. Medir logros laborales

Asignar puntuaciones a variables cualitativas es un trabajo difícil que requiere hilar fino y ser específico. Una vez que hayas decidido el soporte y el periodo, enumera los proyectos específicos pero relevantes que realizaste. Por ejemplo, si cumpliste con una tarea determinada que te encargaron fuera de tus asignaciones corrientes, resultará ser un mérito cuando hayas podido completarla a tiempo con un elevado nivel de contenido. Las felicitaciones o vistos buenos de tus superiores, son indicios de tus logros por que debes prestar atención cuando suceda.

3. Determinar los aportes realizados

Es fundamental que examines cómo beneficias a la empresa desde tu puesto, un ejercicio que puedes practicar imaginando que acaban de anunciarte el despido y te brindan la oportunidad de ofrecer entre 3 y 5 razones para reconsiderar su decisión. La situación límite te impulsará a extraer conclusiones sobre el factor diferencial que aportas, incluso cuando no hayas pensado en ello anteriormente. Los ingresos directos o indirectos que generaste para el negocio son indicadores irrevocables, así como los clientes que hayas retenido o ganado.

4. Identificar condiciones favorables y desfavorables

Realiza listas que evidencien tus fortalezas laborales tratando de destacar siempre elementos concretos de tu personalidad que tienden a ser únicos, yendo más allá de las capacidades globales como “trabajar en equipo” o “gestionar adecuadamente el tiempo”. Trata de visualizar cuáles son las acciones que desarrollas para facilitar ese trabajo en equipo o la gestión de tiempo, llegando hasta el elemento más específico. Simultáneamente, menciona igual cantidad de debilidades en tu desempeño aplicando el mismo sistema de análisis sobre los general parta alcanzar lo particular.

5. Determinar líneas de acción

Cuando hayas cumplido con las listas del punto 4 y tengas una serie de debilidades bien definidas, escribe al lado de cada una qué harás para solventarla o al menos mitigarlas. Monitoréalas para anotar qué aprendiste al respecto, como formas concretas de mejora que posibiliten una solución antes de que llegue la evaluación de tu empresa en la cual podrás detallar tu intenso trabajo para superar las dificultades. También es importante que escribas los retos o desafíos implicados en tu posición y preguntas que tengas para tu supervisor.

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info


Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.