Noticias

Cómo darle valor agregado a tu trabajo

      
Ser un emprendedor te dará herramientas para tu trabajo diario
Ser un emprendedor te dará herramientas para tu trabajo diario  |  Fuente: Universia

¿Cuántas veces escuchamos hablar en las empresas que se necesita ofrecer un valor agregado al producto o al servicio que vendemos? Pero ¿qué es el valor agregado en sí? Según los especialistas en marketing, tiene que ver con todo aquello que ofrezca un plus diferencial. Es decir, si vendemos el servicio de cable, el valor agregado sería vender cable e Internet. Sin embargo, ese plus también podemos hacerlo en nuestro trabajo diario, con el fin de mejorar nuestra relación laboral, conseguir un ascenso o sentirnos mejor en nuestra posición. Aquí te compartimos algunos consejos para que aprender a darle valor agregado a tu trabajo.

La formación académica siempre será un diferencial. Encárgate de siempre estar actualizado con las últimas tendencias y técnicas de tu sector. Eso te dará la posibilidad de tener más conversaciones con tu jefe o con tus directivos para darles a conocer lo nuevo. Para convertirte en un experto, debes tener un conocimiento pleno de todas las funciones de tu puesto. Estar siempre preparado para nuevos retos será posible gracias a todos los saberes que puedes adquirir con tu formación especializada y tu experiencia.

Las empresas buscan constantemente dar un salto de calidad, y para lograrlo necesitan de sus empleados. Ser innovador será un gran aporte a tu valor agregado. Estar predispuesto a aprender y a conocer nuevas formas de trabajo a veces es más eficaz que enviar cientos de ideas por semana a tu jefe. Asegúrate de promover distintas formas de trabajo, ya se con los productos y servicios que vendan como también en las formas de relacionarse entre pares.

Para poder potenciar tu marca personal, es decir, darle valor agregado a tu trabajo es necesario que puedas proponer nuevas formas de negocios. Esto abarca desde las nuevas competencias que pueda ofrecer la empresa como también las distintas maneras de relacionarse con los clientes. Sé el primero en proponer desayunos o almuerzos de negocios para tener un trato más fluído con ellos. El desarrollarte como profesional también le da un valor agregado a tu trabajo.

Por último, es necesario tener una buena relación con todos los empleados y departamentos. Tener empatía por aquellos que trabajan contigo te dará la posibilidad de conocer todos los pormenores de la empresa. Es decir, sabras cómo se trabaja, cuál es el verdadero funcionamiento de cada sector y aprenderás los objetivos reales de tu lugar de trabajo. Esto último te permitirá saber cuál es la mejor manera de ampliar tus horizontes. 

Lee también
» Los empleos que marcan tendencia en el mundo digital 
» Cómo mejorar tu cuenta de LinkedIn
»Cómo reaccionar ante un despido



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.