Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

El rector de la Universidad Pedro de Valdivia, Ángel Maulén Ríos, visitó el 8 del presente la Universidad Soka en Tokio, Japón, para distinguir a Daisaku Ikeda con el grado de Doctor Honoris Causa y también a su esposa, la doctora Kaneka Ikeda.

Daisaku Ikeda es un líder budista, prolífico escritor, poeta, educador y gestor de  actividades culturales, instituciones educativas y de investigación sobre la paz en el mundo.

Desde 1960 preside la sociedad Soka Gakkai y es responsable de que ésta se transformara en un movimiento internacional. Hoy es la más grande y diversa asociación budista laica del mundo. Basado en la tradición del budismo de Nichiren, el movimiento se caracteriza por su énfasis en el empoderamiento individual y compromiso social para promover la paz, la cultura y la educación.

Es fundador de los Colegios Isoka, un sistema de escuela sin denominación basada en un ideal de fomentar el potencial creativo único de cada estudiante y de cultivo de una ética de la paz, de colaboración social y de conciencia global. El sistema escolar se extiende desde el jardín infantil hasta estudios superiores e incluye una universidad en Tokyo y otra en California, Estados Unidos.

Por sus esfuerzos en pro de la paz mediante el diálogo, la diplomacia y el intercambio entre culturas, Daisaku Ikeda ha recibido numerosos títulos honorarios académicos y distinciones honoríficas de múltiples organismos internacionales. Ha sido distinguido con la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas (1983), el Premio a la Tolerancia Internacional del Centro Simón Wiesenthal (1993) y el Premio Humanitario Rosa Parks (1994).

El principio central de su pensamiento es la fundamental santidad de la vida, un valor que Ikeda visualiza como la clave de una paz duradera y de la felicidad humana.  En su visión, la paz mundial reposa en última instancia en la transformación auto dirigida de la vida del individuo, más que en las reformas estructurales  y sociales.

A través de los años, Ikeda se ha transformado en un prolífico escritor y poeta, publicando textos sobre distintos temas, que abarcan desde la filosofía budista, diálogos con personalidades internacionales y hasta cuentos infantiles. Asimismo, ha abierto centros de investigación sin fines de lucro, que desarrollan el intercambio cultural y la colaboración interdisciplinaria en diversos temas: el Centro Ikeda para la Paz, la enseñanza y el diálogo en Boston, EEUU; el Instituto Thoda para la Paz Global y la Investigación Pública; y el Instituto de Filosofía Oriental; la Asociación de Conciertos Min – On y el  Museo de Arte Tokio Fuji.

El rector de la UPV, Ángel Maulén, en su visita a la Universidad de Soka compartió con sus alumnos, para posteriormente visitar el Museo de Bellas Artes de Fuji  (fundado por el dr. Ikeda) y el centro conmemorial Makiguchi, en honor al fundador de la Soka Gakkai.

En su dedicación con los mismos valores y el compromiso educativo que representa el intelectual pacifista nipón, la Universidad Pedro de Valdivia decidió honrarlo con el primer grado Honoris Causa que entrega.

Edición: Universia / RR


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más