Thursday :: 23 / 10 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : Mundo laboral

Las mujeres siguen siendo minoría en altos puestos gerenciales

Pese a la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, en el país aún persisten ciertos síntomas de falta de equidad. Entre estos está la mínima presencia femenina en puestos de alta responsabilidad en las empresas


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Imagen relacionada

Lamentablemente aún vivimos en una sociedad machista y las mujeres deben esforzarse el doble para demostrar de lo que son capaces. Fotos: Banco de Imágenes.

Visita tambén nuestra sección Empleo donde encontrarás todas las ofertas del mercado laboral

Nadie puede desconocer que cada vez son más las mujeres que ingresan al mercado laboral. Su mayor participación en la educación superior y la apertura de espacios en sectores que antiguamente eran de exclusividad para los hombres, han provocado un cambio positivo en cuanto a integración e igualdad de géneros, pero que está lejos de terminar.

Uno de los ítems donde aún se notan diferencias es en el acceso a los altos puestos directivos dentro de las empresas. Según una encuesta realizada por la consultora Mercer en 2011, en el país sólo el 2% de los gerentes generales de las compañías son mujeres. Esto se suma a las conocidas diferencias salariales entre ambos sexos en puestos de igual responsabilidad.

 
 
Causas de las diferencias

Este escenario responde a diversos factores. El más determinante para los propios chilenos es el machismo que todavía subsiste en una parte importante de la población. Eso al menos es lo que se desprende de un estudio de Trabajando.com Chile que señala que el 61% de los consultados cree que este tipo de ideas es el principal obstáculo para las damas a la hora de llegar a puestos de alta responsabilidad.

Respecto a lo anterior, el gerente general de Trabajando.com, Álvaro Vargas, señala que “lamentablemente aún vivimos en una sociedad machista y las mujeres deben esforzarse el doble para demostrar de lo que son capaces”. Otras de las razones que se esgrimen para impedir el ascenso del personal femenino son la maternidad (30%) y el ser demasiado emocionales y poco prácticas (9%).

Pese a estos inconvenientes, cada vez son más las empresas que entienden que la incorporación de las mujeres en puestos que impliquen toma de decisiones es rentable. Además, se ha reconocido que entrega otro tipo de beneficios como desempeño, talento y conocimiento del mercado.
 
 
 
La necesidad de un cambio total

Para los expertos, las mujeres también cuentan con habilidades propias que las diferencian de los hombres. Según la encuesta de Trabajando.com un 35% piensa que el principal elemento diferenciador es el orden, seguido por la responsabilidad (30%) y productividad (18%). De igual forma, se les atribuyen factores negativos como mayor estrés (9%) e inestabilidad (8%).     

Estas opiniones reflejan un cambio en la forma de pensar en cuanto a la incorporación de las mujeres al trabajo y su desarrollo dentro de las compañías. Sin embargo, los entendidos advierten que potenciar la presencia femenina en puestos de poder en el mundo empresarial pasa por saber combinar políticas públicas, culturales y sociales, así como un cambio de paradigma dentro de las mismas organizaciones.

A este respecto, Vargas dice que “la igualdad entre hombres y mujeres en el mundo laboral, es algo que debe ser”, aunque el directivo reconoce que para las damas siempre ha sido más complejo entrar al mercado y encontrar condiciones igualitarias. En este ambiente, ellas han logrado hacerse un espacio, pese a que aún es difícil encontrarlas en cargos de gerencia en áreas como comercial o finanzas.         

Entre los consejos que dan los expertos a las mujeres que pretendan llegar a lo más alto en su vida profesional está el poder trabajar en equipo, tener empatía y adaptabilidad, ser capaces de ejercer liderazgo. En caso de desempeñarse en ambientes de esencia masculinos como la construcción o minería es prudente aprender los códigos y lenguajes. Eso también implica conocer cada detalle de la empresa para poder dar ideas de crecimiento o solucionar problemas. Por último, deben ser capaces de controlar la presión y saber cómo relacionarse con distintos tipo de personalidades.         





Autor:




RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad