Friday :: 28 / 11 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : En verano

Cuidado con las intoxicaciones alimentarias

Laura Toledo, nutricionista de la Universidad San Sebastián, entrega consejos para extremar las precauciones con los alimentos durante la época de calor


ImprimirImprimirEnviar a un amigo Enviar

Imagen relacionada

Intoxicación por alimentos: recomendaciones que pueden tomarse en cuenta en el hogar o con la familia y amigos para evitar pasar malos ratos en lo que queda de este verano 2012.

Lee además:

 
Cambiar hábitos alimenticios sólo en verano no tiene los efectos que esperan las personas

Preocuparse de qué es lo que se come y dónde se come, es determinante  para evitar las temidas intoxicaciones alimentarias que aumentan en verano.

El incremento de las temperaturas genera que proliferen con mayor velocidad las bacterias, generándose así más posibilidades de contaminar los alimentos. Asimismo, la deficiente manipulación de las comidas y conservación de ellas conforma un cuadro nada favorable para quienes quieren descansar de cocinar durante este verano, más aún si se está de vacaciones.

Las bacterias más frecuentes presentes en los alimentos son el Staphylococcus aureus y la Salmonella que se instalan en carnes de vacuno, los derivados del huevo (mayonesa) y los derivados de la leche (crema, por ejemplo). Otras más graves son la listeria y el  y el vibrio cholerae que pueden llevar a la muerte.

Es importante que las personas puedan detectar síntomas a tiempo para evitar llegar a situaciones más extremas, donde la deshidratación que sufre un paciente intoxicado puede generar incluso daño renal. Por eso se recomienda que si una persona luego de 2 a 6 horas de haber consumido un alimento  siente fuerte dolor abdominal, como si fuera un “cólico”, tiene diarrea sanguinolenta, fiebre mayor a 38 grados, escalofríos, vómitos y náuseas, todos o solo uno de estos síntomas, debe consultar de inmediato al especialista.

Es bueno que las personas sepan que la contaminación alimentaria tiene un ciclo que es muy claro y reiterado llamado “ano, mano, boca”. Generalmente un individuo que va al baño y no se lava las manos manipula alimentos que luego son consumidos por quienes son candidatos seguros a enfermarse.

Los grupos de mayor riesgo a intoxicarse con alimentos son los niños menores de 6 años, adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas como cardiopatías, enfermos renales, diabéticos y usuarios de diuréticos (hipertensos).

Lo que se recomienda en el hogar una vez que se detecta a una persona con estos síntomas es hidratarla consumiendo agua hervida a temperatura ambiente por cucharadas cada 3 a 5 minutos, por ningún motivo tomarse un vaso de agua de una sola vez porque el organismo se hidrata solo si es en pequeños sorbos, dieta blanda si lo tolera el paciente y en los niños se debe evitar la leche.

Hay que tener siempre presente que el lavado de manos necesariamente debe realizarse cada vez que se preparen alimentos. Carnes, aves, pescados y mariscos deben consumirse siempre cocidos. Asimismo, los alimentos una vez descongelados deben consumirse antes de dos días y jamás volver a congelar un producto que ya ha sido descongelado. Se deben descongelar los productos cárneos en el refrigerador o en microondas, nunca a temperatura ambiente y menos en agua caliente.

Productos lácteos como crema y mayonesa deben sacarse del refrigerador solo al momento de consumir y tratar de evitar comer este aderezo en lugares callejeros.

Al cocinar verduras y carnes, deben lavarse los utensilios muy bien antes de pasar de un alimento a otro, para evitar la denominada contaminación cruzada. Lo mismo ocurre cuando se guardan alimentos en el refrigerador; estos deben estar en envases cerrados con tapa o sellados en papel de aluminio. Las carnes consumidas en asados al aire libre deben estar bien cocidas, y las frutas y verduras que crecen a ras de suelo como lechugas, repollo o frutillas, deben ser lavadas con abundante agua e idealmente colocarles algún desinfectante o gotas de cloro.

Todas son recomendaciones que pueden tomarse en cuenta en el hogar o con la familia y amigos para evitar pasar malos ratos en lo que queda de este verano 2012.

 






RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Suscríbete a nuestro boletín de noticias


Publicidad