Thursday :: 23 / 10 / 2014

AdemásREGÍSTRATE | INICIA SESIÓN | BOLETINES | NOTICIAS | MAPA DEL SITIO

Noticia : Orientación vocacional

Carreras de Ciencias Sociales: Cuando la vocación va por entender al hombre y su sociedad

Esta área comprende un amplio campo en el que convergen distintas disciplinas, muchas de ellas con elementos en común y que ponen al ser humano y su relación con otras personas como eje central de su trabajo.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

Visita nuestra sección PSU Preuniversia

Infórmate de todos los programas de pregrado en nuestro Buscador de Carreras

Desde siempre el hombre ha intentado explicar su historia presente a través de su comportamiento social o en la búsqueda de vestigios que le permitan entender su pasado. Es a partir de esa necesidad es que surge el interés por estudiar disciplinas orientadas a esas materias.

Actualmente en Chile se imparten varias carreras con ese enfoque, entre las que se destacan Antropología, Arqueología, Sociología y Ciencias Políticas, todas especialidades que gozan de rentas al primer año que se pueden calificar de nivel medio y una empleabilidad cercana al 80%.

Si se hace eco de los datos entregados por Futuro Laboral 2010, se puede señalar que antropología-arqueología tiene una renta promedio, al primer año, que roza los 500 mil pesos y que supera los 740 mil al cuarto año de contrato. Ahora, si se centra la mirada en el 10% mejor remunerado, las cifras se elevan a los 825 mil y sobre los 2 millones en los mismos tiempos de medición.

A su vez, la empleabilidad llega al 76,7% promediando los resultados desde los años 2005 al 2008. En el caso de los egresados de Sociología, el resultado es exactamente el mismo, aunque las rentas promedios son un poco mejores, pues un sociólogo que recién se incorpora al mundo laboral puede percibir uno 541 mil pesos y alcanzar los 865 mil con cuatro años de experiencia.

Ganando su espacio

Para el coordinador académico de Antropología de la Universidad Alberto Hurtado, Antonio Rocamora, la empleabilidad de estos profesionales ha ido aumentando durante los últimos 10 años en la medida que el mercado ha ido reconociendo la necesidad de incorporar antropólogos a los puestos de trabajo, sumando al reconocimiento académico, uno en el aspecto profesional.

Rocamora explica que los antropólogos sociales “participan de un escenario laboral que tiene muchos puntos de encuentro con otras carreras de las ciencias sociales, como sociología, psicología en su vertiente social e incluso en algunas áreas con trabajo social”. Sin embargo, continúa el docente, “cada una de ellas poseen énfasis y características específicas a desarrollar en los espacios profesionales” y eso es justamente lo que se ha entendido abriendo nuevos espacios.        

El coordinador de la UAH también comenta que el campo laboral para los antropólogos ya no se reduce sólo a la investigación académica, sino que se ha ampliado a la consultoría y a la participación en el desarrollo de políticas públicas. “Como tenemos una fuerte formación para comprender las dimensiones sociales, cuando se interviene profesionalmente lo que se hace es operar como traductores culturales. A eso le llamamos intermediación cultural, es decir, saber que hay entre el diseño de un programa y la recepción que este pueda tener en las poblaciones con las que se trabaja”. 

Carrera de alta especialización

Sobre el 76,7% de empleabilidad de la carrera, el académico lo califica como un dato que no es malo, aunque explica que muchos recién egresados no se integran al mundo laboral porque prefieren seguir especializándose. “La antropología es una disciplina que en los últimos cinco ó seis años ha tendido a la formación de postgrado”, afirma.

Lo anterior porque “los antropólogos exitosos son de alta especialización”, señala el profesor. Son justamente estos los que aplazan su ingreso al mercado para continuar con su proceso de formación, los que a la larga reciben las rentas más altas. Los que optan por trabajar pueden tardar un tiempo en ubicarse, pero Rocamora indica que los que persisten durante uno o dos años en su búsqueda, finalmente logran hacerse con un empleo.

Antropología física y social


Uno de los elementos que pueden confundir a los interesados por estudiar esta carrera es la diferenciación que algunas universidades hacen entre la antropología social o física. En este sentido, Rocamora señala que en el país existen escuelas que entienden la antropología “como el estudio del ser humano de una manera integral”, mientras que otras han elegido enfocar sus programas en una de esta ramas.    

“Existe una oferta que abarca las culturas vivas o contemporáneas a los investigadores, de ahí la antropología social y otra que se centra en el pasado de las culturas con una dimensión arqueológica, de ahí la antropología física. (…) Desde la perspectiva de los postulantes son dos alternativas bien válidas”, dice el docente.    
 



Autor:




RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad