Noticias

 

Luego de haber sido uno de los criminales más poderosos y buscados de Estados Unidos en los años 20 y 30, a los 48 años de edad, Alphonse Capone, más conocido como Al Capone, murió en su casa de Miami Beach, víctima de una serie de enfermedades
que el gángster contrajo durante su encarcelamiento en la prisión de Alcatraz.


A este lugar llegó en el año 1931 luego haber sido encontrado culpable en cinco de los 23 cargos que se le imputaban.


En primera instancia fue llevado a la cárcel de Atlanta, pero desde ese lugar siguió a la cabeza de todos sus negocios por lo que la policía estadounidense decidió trasladarlo a Alcatraz, donde era estrictamente vigilado.

Once años fueron los que el mafioso estuvo tras las rejas y al salir ya tenía signos de una demencia que para muchos fue a causa de la sífilis que le contagió una prostituta durante su juventud.


Durante siete años Al Capone se recluyó en su casa de Miami Beach donde vivió sus últimos días y sus enfermedades. En 1947, cinco días antes de morir, el mafioso sufrió un derrame cerebral que, junto con la neumonía que sufría y la sífilis, le causaron la muerte un 25 de enero.



Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.