Noticias

80% del éxito profesional depende de emociones positivas

      
Foto: Universia
Foto: Universia

Solemos escuchar que para alcanzar el éxito profesional es fundamental pasar años de la vida estudiando, especializándose y poniendo en práctica una ética laboral y reputación intachables. No obstante, existen otros factores mucho más internos que no deben dejarse de lado. Contrariamente a lo que podría creerse, los campos de la psicología y el desarrollo profesional están profundamente asociados. Expertos de ambos ámbitos coinciden en que quienes tienen emociones predominantemente positivas suelen alcanzar el éxito en el trabajo más fácilmente.

 

Lee también
» 5 hábitos que cultivan las personas amigables
» ¿Cuáles son las profesiones más felices del mundo?
» 5 fórmulas efectivas para ser más feliz en el trabajo 


De hecho, un estudio realizado por investigadores de la prestigiosa Universidad de Yale (EE.UU) evidenció que el 80% del éxito personal y profesional depende de los rasgos de personalidad de cada individuo y la actitud que adoptan frente a las adversidades de la vida.


Pero, ¿qué ocurre con quienes no poseen naturalmente esta cualidad? Si bien muchas de nuestras características individuales son innatas, existen formas de entrenar la mente para encontrar este anhelado equilibrio emocional. A continuación te presentamos algunas de ellas, según publica el libro “Emotional First Aid”.


1. Toman buenas decisiones. Está demostrado que las emociones influyen notablemente en las decisiones que tomas. Si te sientes seguro, aprendes a ver el lado bueno de las cosas y desarrollas la confianza necesaria como para creer que eres capaz de hacer lo correcto, tomarás decisiones mucho más asertivas.


2. No actúan precipitadamente. Actuar por impulso nunca conduce a nada bueno. Esto no quiere decir que las personas emocionalmente estables no sienten ira o temor, sino simplemente que cuando lo hacen intentan controlarlo y se resisten a actuar en consecuencia.


3. Viven el momento. El futuro debe ser visto como una oportunidad y no como motivo de preocupación. Es fundamental aprender a no paralizarse frente a los problemas pensando en sus consecuencias negativas a futuro, sino concentrase en el presente para encontrar soluciones que las eviten.


4. Dan sentido al dolor. Nadie está librado de sufrir experiencias negativas: despido de un trabajo, enfermedad, muerte de seres queridos, etc. La única diferencia es que, luego de atravesar un período pertinente de duelo, los seres positivos logran darle sentido a la experiencia dolorosa superada acumulando conocimiento y fortaleza.


5. Mantienen su autoestima en alto. Todos tenemos defectos e imperfecciones, lo importante es que sepamos valorar las cosas positivas de nuestra personalidad. No seas tan severo contigo mismo y evita a toda costa que las opiniones de los demás afecten tu autoestima.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.