Noticias

6 ventajas de las universidades corporativas frente a los centros tradicionales

      
Las universidades corporativas están más adaptadas a las necesidades del mercado
Las universidades corporativas están más adaptadas a las necesidades del mercado
  • La alianza entre empresa y Universidad permite a los universitarios comenzar antes sus  prácticas laborales y aprender desde un modelo más práctico.
  • Las universidades corporativas trabajan en colaboración de las empresas. Su modelo educativo está adaptado a las necesidades del mercado.
  • Los alumnos buscan una formación con más salidas laborales. Las universidades corporativas han comprendido las nuevas necesidades del mercado laboral.

El diálogo entre el mundo de la Universidad y la empresa privada ha desarrollado nuevos modelos de aprendizaje. Las universidades corporativas están adaptadas al mercado de trabajo.

Encuentra la mejor universidad para ti

Más info

Los universitarios persiguen las carreras con mejores salidas laborales. Los estudiantes ven en los estudios superiores un trampolín al mercado laboral.

El modelo tradicional de Universidad está evolucionando. Las universidades corporativas mantienen un vínculo directo con el mercado de trabajo.

El ritmo del mercado ha obligado a la creación de nuevas instituciones. Las universidades tradicionales compiten hoy frente a las universidades corporativas, surgidas de la necesidad de aunar el esfuerzo de las instituciones académicas y del mercado empresarial.

Las estrategias de impulso del mercado laboral han desarrollado nuevas instituciones para encontrar perfiles laborales más competitivos. Estas estrategias ayudan a mejorar la productividad de la empresa.

La revolución tecnológica y un mercado globalizado requieren de una Universidad dinámica. Los sistemas obsoletos se han puesto en tela de juicio.

¿Qué novedades introducen las universidades corporativas?

1. Una educación volcada en las necesidades del mercado laboral

Las universidades corporativas han venido a superar un modelo obsoleto de formación que premiaba el aprendizaje teórico frente a la práctica de la profesión.

2. Una formación orientada al desarrollo de perfiles laborales más competitivos

El mercado laboral está en permanente cambio. Las universidades corporativas se esfuerzan por preparar a los estudiantes para estos cambios. Saber afrontar la competencia es el primer paso para superarla.

3. Una enseñanza eminentemente práctica

La enseñanza con una gran carga teórica pertenece a sistemas obsoletos. Las universidades contemporáneas deben abogar por un método de enseñanza práctico donde salgan a relucir los retos de las empresas del futuro.

4. Convenios para la realización de prácticas laborales desde los inicios de la formación

La alianza de las universidades corporativas con la empresa permite encontrar nuevas fórmulas de formación continua. Los estudiantes en estas instituciones pueden conocer el mundo laboral de primera mano desde los primeros cursos.

5. Una mejor adaptación del estudiante a las novedades del mercado

Los alumnos necesitan aprovecharse de la experiencia de los mejores profesionales. Las universidades corporativas cuentan con profesionales destacados que afrontan las clases con una visión práctica.

6. Generación de estrategias de impulso para la resolución de problemas

La resistencia a la frustración debe ser una de las habilidades a impulsar en los estudiantes. Las universidades corporativas disponen de programas para impulsar la capacidad de los alumnos a encontrar soluciones ante diferentes situaciones laborales.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.