Noticias

Los típicos errores de un equipo de trabajo que debes evitar

      
Es necesario concienciar a los miembros del grupo que lo más importante es sacar adelante el trabajo, dejando a un lado los temas personales
Es necesario concienciar a los miembros del grupo que lo más importante es sacar adelante el trabajo, dejando a un lado los temas personales
  • La gestión de un equipo de trabajo debe contar con un canal de comunicación fluido y respetar las particularidades de cada miembro del grupo.
  • Las enemistades no deben afectar a un grupo de trabajo. El grupo debe estar cohesionado para cumplir el objetivo en común.
  • Aprende de los errores y aumenta la productividad con una organización de trabajo en equipo bien definida.

La productividad de un trabajo en equipo puede verse afectado sino se respetan unas normas básicas. Organiza mejor el trabajo gracias a estas reglas.

Cómo evaluar el trabajo en equipo

Controla a tu equipo

La fuerza de un equipo de trabajo depende de cómo se distribuyen las tareas y de la interacción entre los miembros del equipo. Según el rol que asuma cada uno la productividad del grupo podrá aumentar o disminuir.

Los errores a la hora de distribuir el trabajo en grupo pueden afectar al resultado final del trabajo. Dejar que uno cargue sólo con el grueso del trabajo, o la falta de comunicación entre los integrantes del equipo puede ser un problema.

Analizar cómo os distribuís el trabajo en equipo os ayudará a encontrar vuestros propios errores. Siempre se deben de tener unas reglas básicas en cuenta para que la comunicación fluya en el equipo de trabajo.

Mantener un equipo de trabajo cohesionado es fácil, necesitas asignar una función a cada miembro en función de su bagaje profesional y sus capacidades. Te ayudará siempre contar con los mejores. Después crea un canal de comunicación entre todos los miembros y verás como la productividad del grupo es buena.

Errores habituales al gestionar un equipo de trabajo

1. Un canal de comunicación poco claro

La comunicación debe ser fluida a la hora de trabajar en equipo. El líder del grupo debe de proponer un canal a través del cual pasen todas las comunicaciones. Los dimes y diretes en el trabajo en equipo son uno de los errores que más puede afectar a la productividad del trabajo.

2. Duplicación de tareas

En muchas dinámicas de trabajo puede ocurrir que dos realicen la misma labor y esto hace que el grupo no aproveche sus recursos básicos. Para evitar este problema es necesario asignar tareas concretas y si puede ser por escrito entre los miembros del equipo, mejor.

3. Falta de entendimiento entre los miembros del equipo de trabajo

Las rencillas personales obstaculizan el trabajo. Es necesario concienciar a los miembros del grupo que lo más importante es sacar adelante el trabajo. Si se consigue este punto el grupo podrá hacer frente a los encargos con éxito.

4. Poco realismo en los plazos de entrega

El tiempo exige de una gestión seria. Muchas rencillas en el trabajo brotan cuando no se cumplen los plazos de entrega. Se necesita hablar siempre de plazos plausibles, dentro de los cuáles se pueda desarrollar el trabajo con éxito.

Cómo gestionar el talento para el liderazgo

Imagen_Cómo gestionar el talento para el liderazgo

En la organización empresarial más clásica y conservadora, se relaciona al líder con una figura autoritaria que mantiene una cierta distancia con el resto de su equipo y que no se rige por las mismas pautas que el resto de empleados.

¡Descárgalo y descubre cómo!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.