Noticias

Consejos para divulgar conocimiento, estudios e investigación en RRSS

      
Con una estrategia adecuada, en las redes puede comunicarse todo tipo de información
Con una estrategia adecuada, en las redes puede comunicarse todo tipo de información
  • Para los científicos e investigadores, la divulgación de sus conocimientos y hallazgos es un deber que en la gran mayoría de los casos todavía se encuentra insatisfecho.
  • Las redes atraen la atención de todo tipo de profesionales, sin distinguir sobre barreras geográficas, etarias o culturales.
  • Lo que se comunica en las redes sociales puede visualizarse de forma ágil e inmediata, además de facilitar que se comparta en cuestión de segundos.

El mundo de las redes sociales permite el acceso a diferentes comunidades de científicos y académicos de todo el mundo que, mediante ellas, encuentran un espacio ideal para transmitir sus conocimientos. Del mismo modo ocurre con los centros productores de conocimiento: las universidades.

A simple vista, podría parecer que la asociación de investigaciones, estudios y conocimientos científicos con las redes sociales no tiene más que puntos positivos por destacar. Sin embargo, este vínculo debe considerarse con cierta precaución para lograr una difusión adecuada de los avances de la teoría y la ciencia.

Por su propia condición, la redes son consideradas como espacios informales, en los que compartir todo tipo de contenidos. Por tanto, no resulta demasiado certera la idea de difundir el resultado de un estudio que ha llevado meses de trabajo de la misma forma en que se puede compartir una serie de fotografías de un viaje, cuyo único objetivo es el entretenimiento y la dispersión.

Para que el conocimiento científico sea considerado como tal, y valorado de acuerdo a lo que representa, su difusión en las redes sociales debe hacerse atendiendo a una planificada estrategia digital y siguiendo una serie de consejos de utilidad para desenvolverse en dichos entornos.

Desafíos para la divulgación científica

El conocimiento científico es, a fin de cuentas, un bien público. Este puede crear avances médicos, tecnológicos, matemáticos e incluso sociales, por lo que es necesario promoverlo de forma adecuada.

A pesar de ello, no todos los miembros de la comunidad científica poseen un acceso igualitario a espacios de divulgación. Aquellos investigadores independientes, de centros de bajos recursos o países subdesarrollados deben enfrentarse a un desafío aún mayor: el de obtener espacios en los que comunicar sus avances.

La comunidad científica internacional a las grandes plataformas de difusión, las redes sociales se presentan como una herramienta ágil, económica y versátil en la obtención de este objetivo.

Considerando que las redes sociales representan herramientas online innovadoras y actuales, puede creerse que este debate es algo nuevo. Sin embargo, se mantiene desde hace largos años.

Algunos de sus argumentos de más larga data pueden observarse en el siguiente vídeo, que transmite una conferencia realizada por el responsable de redes sociales de la Unidad de Comunicación Científica y de la Innovación de la Universidad Rovira i Virgil de Tarragona, Javi Polinario, en la que aborda los desafíos y tendencias de la cultura científica en el campo de las redes sociales:

Consejos para la divulgación científica en redes sociales

¿Cómo hablar de ciencia en Facebook? ¿Cómo hacerlo en Twitter, dónde el espacio permitido para el texto es considerablemente menor? ¿En qué redes conviene hacerlo? ¿De qué forma deben elaborarse los contenidos?

Los siguientes consejos pretenden responder algunas de estas preguntas y por tanto facilitar el accionar de universidades, académicos, investigadores y científicos de todo tipo.

1. Seleccionar los canales adecuados

¿En qué medios es posible comunicar de mejor forma el tipo de conocimiento que deseo compartir? Facebook y LinkedIn se presentan como las más utilizados a nivel profesional, sin embargo, no son los únicos a los que se puede recurrir.

YouTube es un clásico ejemplo de red social perfecta para la difusión científica, pues permite aprovechar la interactividad del mundo audiovisual. A pesar de ello, utilizarla requiere conocimientos para crear y editar material audiovisual, por lo que no todos los científicos pueden emplearla.

2. Brindar conocimiento cercano

La ciencia es, en muchas ocasiones, considerada como extraña o alejada de la vida cotidiana, sin embargo esto es solo un mito. Esta se encuentra presente en múltiples acciones diarias, por ello es importante transmitir los conocimientos de forma útil y cercana al público objetivo.

Es decir, explicar cómo cada avance compartido puede cambiar la vida diaria de un grupo de personas.

3. Adecuar el lenguaje

Las redes sociales son medios de comunicación informales, por lo que a pesar de comunicar información relevante y de calidad, esta debe adaptarse a las necesidades del medio y garantizar la comprensión de todos sus receptores. Para lograrlo, es importante emplear un lenguaje adecuado y comprensible.

Pensar en un mundo sin redes sociales es prácticamente imposible. Tenerlas a disposición y no utilizarlas, con las grandes ventajas que implican en la difusión de información, es un verdadero desperdicio.

Por tanto, todos los actores de la sociedad deben adaptarse a la comunicación en estos entornos. Los científicos e investigadores no son la excepción.

Cómo elaborar una tesis (Ebook)

Este E-Book ofrece:

Explicación de los puntos más importantes de una tesis;

Respuestas a dudas comunes;

Recomendaciones y recursos de utilidad.

Ebook - Guía para elaborar una tesis



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.