Cómo crear una Educación "a prueba de robots"

El miedo a que la automatización de la mayoría de trabajos deje a las futuras generaciones sin empleo ha provocado que se planteen cambios sustanciales en la educación

Apostar por las cualidades exclusivamente humanas puede ser la respuesta para enfrentarse a la automatización
Apostar por las cualidades exclusivamente humanas puede ser la respuesta para enfrentarse a la automatización


El ritmo es vertiginoso, apenas en un parpadeo podemos apreciar cómo la tecnología avanza cada vez más deprisa. Cada vez son menos las tareas que no se han automatizado aún y eso es algo que está provocando un clima de incertidumbre entre la mayoría de profesionales.

¿Seguirá habiendo hueco en el mercado laboral para el ser humano? El aprendizaje continuo y el reciclaje profesional para la adquisición de nuevas competencias no es suficiente para hacer frente a este momento, también es necesario pensar en las próximas generaciones.

¿Qué hacer para que ellos no sufran los efectos de la automatización? La idea del desarrollo de una educación "a prueba de robots" desarrollada por Joseph Aoun parece ser la mejor respuesta. ¿Pero en qué se basa esta educación "a prueba de robots"? Por decirlo de una manera simple consistiría en enseñar a estas nuevas generaciones a hacer cosas que los robots no pueden hacer. Innovar, descubrir, crear... ¿Pero cómo se hace eso?

¿Tienes claro en qué vas a formarte?

Descubre tus opciones

Según Aoun la respuesta es apostar por el trabajo de capacidades cognitivas y competencias que únicamente el ser humano posee. Las competencias a las que se refiere son la habilidad de gestionar y analizar Big Data (formación en datos), la habilidad de entender las posibilidades tecnológicas y dirigir el pensamiento comutacional (formación en tecnología) y la capacidad de comunicación y evaluación del impacto social, ético y existencial (formación humana).

¿Cuáles son las capacidades cognitivas de las que hemos hablado? Estas capacidades con precisamente aquellas que no pueden ser sustituidas por la automatización: el pensamiento crítico, el pensamiento sistemático, el emprendimiento y la agilidad cultural.

El pensamiento crítico resulta fundamental para aprender a hacer las preguntas correctas y así descubrir los problemas que es necesario resolver. El pensamiento sistemático es la capacidad que nos ayuda a encontrar la solución a este problema que hemos encontrado gracias al pensamiento crítico.

El emprendimiento es sin duda alguna el futuro y haría realidad la solución al problema encontrada por el pensamiento sistemático. Y por último la agilidad cultural sería la encargada de adaptar estas respuesta a los diferentes contextos culturales del mundo globalizado.

La creatividad se convierte en un valor al alza en esta propuesta para una nueva educación. Algo imposible de automatizar y que va ligado estrechamente a la innovación necesaria para seguir avanzando. La creatividad ha jugado un papel muy importante a lo largo de la historia de la evolución de la civilización y eso es algo que ni siquiera la automatización puede superar.

Así que la propuesta de Aoun parece ser la mejor respuesta que podemos encontrar actualmente para paliar los efectos de la automatización de la mayoría de trabajos. El cambio respecto a los sistemas educativos que hemos conocido hasta ahora es radical, sin embargo es también absolutamente necesario. Ha llegado la hora de acelerar el cambio para evitar ser superados por el progreso.