Noticias

Cómo sobrevivir al cambiar de ciudad para estudiar

      
Mudarnos de ciudad también nos enseña a madurar y a crecer como personas
Mudarnos de ciudad también nos enseña a madurar y a crecer como personas
  • Son varias las circunstancias por las que un estudiante tiene que mudarse para continuar su formación superior.
  • Además de hacer frente a la nueva carrera, tienes que valerte por ti mismo.
  • Disfruta al máximo de la vida universitaria, pero sin que se te escape de las manos.

Has logrado ingresar en la carrera que tanto deseabas y te lo mereces y ahora te esperan unos maravillosos años de vida universitaria. Es probable que hayas tenido que mudarte para conseguirlo, ya sea porque el programa universitario no existe en tu ciudad o porque tienes la oportunidad de estudiar en un gran centro educativo.

Sea cual sea el motivo, a diferencia de muchos de tus compañeros de clase, no sólo tienes que rendir académicamente, en tu caso también toca enfrentarse a la vida adulta en un territorio en el que no juegas de local.

Vamos a ver algunos consejos que te ayudarán a salir airoso los primeros años en esta nueva ciudad en la que posiblemente pasarás los mejores años de tu vida.

Buscar alojamiento

¿Cerca del centro o cerca de la facultad? Te has mudado por un propósito en concreto, que es estudiar. Pero es verdad que apetece —y es necesario — interactuar con los compañeros y con la gente local. Analiza tiempos y distancias y busca un techo en el que el sacrificio entre ambos no perjudique tus estudios o tu nueva vida social.

Los puntos de provisiones

En relación con el punto anterior, antes de realizar la mudanza definitiva, piensa en la cercanía de la nueva vivienda en relación con los supermercados, el servicio de transportes y la seguridad de la zona.

El espacio puede ser muy bonito, pero la idea tampoco es pasarnos todo el día en casa o perder el tiempo en transporte perjudicando tus estudios.

Prepárate para tu nueva aventura con nuestros ensayos universitarios

Regístrate gratis

Interacción Social

Si has tenido que dejar tu casa para continuar tus estudios, seguro que no eres el primero en hacerlo de tu pueblo o de tu ciudad. Haz contacto con estudiantes de tu localidad que son veteranos en esta nueva experiencia y empápate de sus consejos y advertencias.

También es bueno escuchar a tus compañeros locales que te pueden recomendar donde abastecerte de productos básicos y al mejor precio, como también de los sitios o zonas que es mejor evitar.

Vida universitaria con límites

Acabas de dejar tu casa de toda la vida. Aunque eches de menos a tus familiares, ahora se te abre un nuevo mundo dónde el único responsable de tus decisiones eres tú. Esa libertad te hará madurar y crecer como persona y aprender a asumir responsabilidades y momentos difíciles.

Los golpes pueden ser menos traumáticos o menos dolorosos si desde el minuto uno actuamos con paciencia y aprendiendo de nuestro alrededor sin abusar del libre albedrío.

Los mejores años de nuestra vida nos esperan con los brazos abiertos. Eso sí, para disfrutarlos como es debido, es necesario hacerlo con cabeza y sin descuidar nuestro propósito más importante, que es forjar nuestro perfil académico de cara a nuestro futuro profesional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.