Noticias

Té o café, ¿cuál es mejor para estudiar?

      
Cada sustancia contiene propiedades particulares que pueden ayudar al estudio
Cada sustancia contiene propiedades particulares que pueden ayudar al estudio
  • Aunque el consumo del té sigue en incremento, la cafeína es la preferida por los estudiantes a la hora de estudiar.
  • Alrededor de 4 tazas de té al día reducen la hormona del estrés en el organismo.
  • Ambas sustancias sólo son beneficiosas si se consumen de forma moderada.

Una de las consecuencias de emplear varias horas al estudio en época de exámenes es el aumento de estrés. A veces, de golpe y porrazo, nos sometemos a una presión constante por una temporada y nuestro organismo lo sufre considerablemente.

Por una parte podemos realizar actividades físicas para desconectar y darle un respiro a nuestro cerebro mientras ganamos en salud y, por otra, podemos echar mano de estimulantes como el café o el té para aumentar nuestra capacidad de memoria y conseguir una mejor concentración delante de los apuntes.

Y aquí viene la duda: ¿Té o café a la hora de estudiar? Cada cual tiene propiedades que consumidas en dosis coherentes pueden ayudarnos a lograr resultados positivos en nuestros estudios.

Café para procesar mejor la información

La cafeína actúa directamente en el cerebro manteniendo más despierto y activo de lo normal. Esencial para ejercitar la memoria a corto plazo e incrementar la atención en una actividad específica.

Los expertos recomiendan consumir alrededor de 300 gramos de café diario en épocas de estudio o de alto estrés y, es más, su combinación con la glucosa aseguran una mejor circulación sanguínea y por consiguiente, hacen que el cerebro funcione a mayor velocidad.

En resumidas cuentas, absorbemos mayor información en menor tiempo, desahogándonos un poco de tanta presión.

Accede a ensayos descargables para ejercitar a tu propio ritmo

Registrarme

El té como reductor de la ansiedad

El consumo de té también ayuda a combatir la pérdida de la memoria y también cuenta con propiedades estimulantes y energizantes que nos ayudan a asimilar información de manera constante.

Su alta concentración de antioxidantes protege al cerebro y, al provenir de una planta natural, previene la fatiga física y mental. Otro de sus beneficios es que nos causan la sensación de estar satisfechos, dato importante en esos momentos de estrés en los que nos levantamos cada dos por tres para ver qué podemos coger del frigorífico.

Una taza de té al empezar la jornada de estudios será suficiente para meternos de lleno en los apuntes sin perder los nervios, ya que está científicamente comprobado que tiende a tranquilizarnos ante situaciones estresantes.

Haciendo un balance entre ambos encontramos que el café nos aporta mayor energía y de manera más rápida, que es que los estudiantes desean en esta temporada, mientras que los efectos del té perduran por más tiempo y nos ayuda a calmar los nervios.

Sea cual sea tu preferido recuerda que toda sustancia en exceso es mala para nuestro organismo. Abusar del té o del café puede traernos problemas estomacales, insomnio y temblores musculares, por lo que es necesario saber qué consumimos y más aún en fechas de gran importancia para nuestro futuro.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.