Noticias

¿Qué hacer si no me seleccionan en la Universidad deseada?

      
Puedes invertir tu formación y asegurarte de formarte para el mercado laboral
Puedes invertir tu formación y asegurarte de formarte para el mercado laboral  |  Fuente: Shutterstock
  • Cada año miles de jóvenes acceden a la universidad y al mismo tiempo otros tantos son rechazados.
  • Los estudiantes trabajan de forma incansable para alcanzar la nota necesaria, pero aún así no siempre lo logran.
  • ¿Qué hacer cuando no se consigue ingresar a la universidad? Te contamos algunas opciones.

El momento de ingresar a la universidad finalmente llegó, tienes tu futuro planeado y tanto la carrera como la universidad elegidas. Te postulas, das la prueba de acceso y sin embargo no consigues el resultado que esperabas y tu opción principal ya no es una opción… ¿Qué hacer? En primer lugar, no alarmarte. Desertar no es una opción, pues siempre hay más opciones a las que recurrir.

El sistema de Educación Superior de Chile es considerado como uno de los más prestigiosos de América Latina. De hecho, en la última edición del ranking de mejores universidades latinoamericanas elaborado por la revista británica THE, las universidades chilenas lograron un gran desempeño.

Existen decenas de opciones de calidad para cada carrera elegida, sin embargo, es normal que cada estudiante tenga sus preferencias. Ya sea por la cercanía de una universidad o simplemente por la simpatía con un plan de estudios determinado, los estudiantes acostumbran elegir carreras pero también elegir universidades.

Por lo tanto, al rendir la Prueba de Selección Universitaria que demandan algunas carreras, los estudiantes apelan a ingresar a una carrera determinada en una universidad concreta. El problema es que muchas veces los resultados de dichos exámenes no son los esperados y el acceso a la universidad elegida se vuelve imposible.

¿Qué hacer cuando no se obtiene el resultado deseado?

En primer lugar: no pierdas la calma. Puede parecer el fin del mundo, pero no lo es.

Seguramente cuando decidiste la carrera que ibas a cursar, tenías en mente una segunda opción. Si la primera de tus opciones ya no existe, quizá puedas pasar a la segunda.

Además, siempre puedes barajar y dar de nuevo. Analiza el resto de tus opciones con calma y evalúa si alguna de estas se adapta al perfil profesional que deseas lograr. Si no es así, siempre tienes la opción de tomarte el año libre y volver a intentarlo al siguiente.

En este caso, puedes dedicar este tiempo a formarte con cursos especializados que contribuyan a mejorar tu perfil profesional, es decir, invertir el orden. En lugar de hacer la universidad y luego los cursos de especialización, puedes comenzar primero por estos cursos.

A la hora de elegir puedes considerar tanto cursos presenciales como online, de universidades e instituciones locales o internacionales. Lo importante es que logres obtener una formación que te permita adquirir conocimientos actualizados, coherentes con la nueva realidad del mercado laboral actual y adaptados al entorno digital.

Puede parecer que no tienes opción, pero no lograr acceder a la universidad que deseabas puede ser la oportunidad necesaria para comenzar a formarte para insertarte en el mercado laboral. Dedica el año a formarte en las habilidades que buscan las empresas (liderazgo, toma de decisiones, pensamiento crítico) y verás que ese sentimiento de pérdida poco a poco desaparece a medida que vas ganando conocimientos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.