Noticias

¿Cómo apoyar a mi hijo frente a un mal resultado en la PSU?

      
Mostrar apoyo es fundamental para ayudar a evitar la frustración
Mostrar apoyo es fundamental para ayudar a evitar la frustración

La frustración se puede manifestar de distintas maneras según la persona y circunstancias, por ejemplo, con enojo, tristeza o también con combinaciones de las reacciones recién nombradas.

 Ante esto, María Elisa Rodríguez, psicóloga y académica de la Escuela de Psicología de la Universidad de los Andes, entrega tips a los padres para ayudar de manera óptima a los estudiantes que no obtuvieron los resultados esperados en la Prueba de Selección Universitaria.

  • Frente a un mal resultado en la PSU, el principal rol de los padres está en apoyar al hijo para enfrentar la realidad, protegiendo su autoestima y ayudándole a descubrir las oportunidades que el futuro le presenta.

  • No existen recetas mágicas, pero es fundamental comenzar por validar los sentimientos de frustración del hijo.  Esto se logra haciendo explícitas las emociones, por ejemplo, diciéndole “me doy cuenta que estás frustrado o triste”. Luego de esta validación de sus sentimientos, algunos hijos nos contarán más de lo que están viviendo, otros seguirán callados.

  • Hay que tratar de transmitir la importancia de lo avanzado (conocimientos y habilidades adquiridas, hábitos de estudio, conocimiento de la prueba misma, etc.) y las distintas posibilidades que el hijo tiene a corto plazo (a qué carreras puede acceder con ese puntaje, qué posibilidades hay de preparar la PSU nuevamente, etc.) y a largo plazo (poner el resultado en perspectiva: la vida no se define en una sola prueba).

  • Durante toda la conversación es importante que la intención de subir el ánimo del hijo no nos haga caer en decirle cosas que no son realistas.  Cuando caemos en adular por cosas que no corresponden, los hijos interpretan que no tienen fortalezas que valgan la pena.

  • También es necesario que el papá o mamá reconozca sus propios sentimientos respecto al proceso y los resultados.  ¿Nos da pena o rabia el sistema? Es recomendable conversarlo con otro adulto y buscar la manera de centrarse en los aspectos positivos del proceso, como los avances que han visto en su hijo y en las oportunidades que hay en el futuro inmediato y a largo plazo. Es necesario que los padres pongan el resultado en perspectiva: un hijo no es un puntaje PSU, ni ese puntaje refleja necesariamente qué tan bien o mal hemos formado a nuestro hijo.

Recuerda, tu apoyo es fundamental para lograr su desarrollo profesional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.